Movimientos

Salim Lamrani apunta «25 verdades» sobre el caso Evo Morales/Edward Snowden

El caso Edward Snowden ha sido el origen de un grave incidente diplomático entre Bolivia y varios países europeos. Tras una orden de Washington, el Estado francés, Italia, Estado español y Portugal prohibieron al avión presidencial de Evo Morales sobrevolar su territorio. Salim Lamrani, periodista francés graduado por la Universidad de La Sorbona, especialista en...
| 4 julio, 2013 13.07
Evo Morales llegó a La Paz tras pasar más de 13 horas retenido en territorio europeo. Foto: Jorge Bernal (AFP)

Evo Morales llegó a La Paz tras pasar más de 13 horas retenido en territorio europeo. Foto: Jorge Bernal (AFP)

El caso Edward Snowden ha sido el origen de un grave incidente diplomático entre Bolivia y varios países europeos. Tras una orden de Washington, el Estado francés, Italia, Estado español y Portugal prohibieron al avión presidencial de Evo Morales sobrevolar su territorio.

Salim Lamrani, periodista francés graduado por la Universidad de La Sorbona, especialista en las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos y miembro del Centre de Recherches Interdisciplinaires sur les Mondes Ibériques Contemporains (CRIMIC) de la Universidad de París, sostiene que «si la Unión Europea es una potencia económica, es un enano político y diplomático incapaz de adoptar una postura independiente hacia el régimen de EEUU». Lamrani ha hecho pública una lista con «25 verdades» sobre el caso Morales/Snowden.

Tras un viaje oficial a Rusia para asistir a una cumbre de países productores de gas, el Presidente Evo Morales tomó su avión para regresar a Bolivia. Lamrani mantiene que Estados Unidos, pensando que Edward Snowden, ex agente de la CIA y de la NSA autor de las revelaciones sobre las operaciones de espionaje de su país se encontraba en el avión presidencial, ordenó a cuatro estados europeos, francés, italiano, español y portugués, que le prohibiera el sobrevuelo de su espacio aéreo a Evo Morales. «París cumplió inmediatamente la orden procedente de Washington y canceló la autorización de sobrevuelo de su territorio que había otorgado a Bolivia el 27 de julio de 2013, mientras que el avión presidencial se encontraba a apenas unos kilómetros de las fronteras francesas. Así, París puso en peligro la vida del Presidente boliviano, el cual tuvo que aterrizar en emergencia en Austria, por falta de combustible» apunta el periodista francés.

Lamrani recuerda que desde 1945 (II Guerra Mundial), ninguna nación del mundo ha impedido a un avión presidencial sobrevolar su territorio. «París, además de desatar una crisis de una extrema gravedad, violó el derecho internacional y la inmunidad diplomática absoluta del cual goza todo Jefe de Estado».

«El gobierno socialista de François Hollande atentó gravemente al prestigio de la nación. El Estado francés aparece ante los ojos del mundo como un país servil y dócil que no vacila un solo instante en obedecer a las órdenes de Washington, contra sus propios intereses. Al tomar semejante decisión, Hollande desprestigió la voz del Estado francés en la escena internacional. París también se vuelve objeto de risa en el mundo entero. Las revelaciones hechas por Edward Snowden permitieron descubrir que Estados Unidos espiaba a varios países de la Unión Europea, entre ellos el Estado francés. Tras esas revelaciones, François Hollande pidió pública y firmemente a Washington parar esos actos hostiles. No obstante, en entresijos, el Palacio del Elysée siguió fielmente las órdenes de la Casa Blanca» apostilla Lamrani.

Tras descubrir que se trataba de una información falsa y que Snowden no se encontraba en el avión, París decidió anular la prohibición.

Italia, Estado español y Portugal «también siguieron las órdenes de Washington y prohibieron a Evo Morales el sobrevuelo de su territorio, antes de cambiar de opinión tras enterarse de que la información no era verídica y permitir al Presidente boliviano seguir su ruta. Antes de ello, el Estado español hasta exigió revisar el avión presidencial en violación de todas las normas legales internacionales» asegura Lamrani.. “Esto es un chantaje; no lo vamos a permitir por una cuestión de dignidad. Vamos a esperar todo el tiempo necesario”, replicó la Presidencia boliviana. “No soy un criminal”, declaró Evo Morales.

Bolivia denunció un atentado contra su soberanía y contra la inmunidad de su presidente. “Se trata de una instrucción del gobierno de Estados Unidos”, según La Paz. América Latina condenó unánimemente la actitud de los Estados francés, español, Italia y Portugal. La Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) convocó en urgencia una reunión extraordinaria tras este escándalo internacional y expresó su “indignación” mediante la voz de su Secretario General Ali Rodríguez.

Venezuela y Ecuador condenaron “la ofensa” y “el atentado” contra el Presidente Evo Morales. El Presidente Nicolás Maduro de Venezuela condenó “una agresión grosera, brutal, inadecuada y no civilizada”. El Presidente ecuatoriano Rafael Correa expresó su indignación: “¡Nuestra América no puede tolerar tanto abuso!”. Nicaragua denunció una “acción criminal y bárbara”. La Habana fustigó “acto inadmisible, infundado y arbitrario que ofende a toda la América Latina y el Caribe”. La Presidenta argentina Cristina Fernández expresó su consternación: “Definitivamente están todos locos. Jefe de Estado y su avión tiene inmunidad total. No puede ser este grado de impunidad”.

Mediante la voz de su Secretario General José Miguel Insulza, la Organización de Estados Americanos (OEA) condenó la decisión de los países europeos: “No existe circunstancia alguna para cometer tales acciones en detrimento del presidente de Bolivia. Los países involucrados deben dar una explicación de las razones por las cuales tomaron esta decisión, particularmente porque ello puso en riesgo la vida del primer mandatario de un País Miembro de la OEA”. La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) denunció “una flagrante discriminación y amenaza a la inmunidad diplomática de un Jefe de Estado”.

«En vez de otorgar el asilo político a la persona que le permitió descubrir que era víctima de espionaje hostil, Europa, particularmente el Estado francés, no vacila en crear una grave crisis diplomática con el objetivo de entregar a Edward Snowden a Estados Unidos. Este caso ilustra que si la Unión Europea es una potencia económica, es un enano político y diplomático incapaz de adoptar una postura independiente hacia Estados Unidos» concluye Lamrani.

4 julio, 2013

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR