Rita Barberá con tono desafiante afirma que ni dimite, ni se lo plantea

En su primera comparecencia pública para dar explicaciones a raíz de la investigación de la 'Operación Taula', la exalcaldesa de València y senadora ha asegurado, en tono desafiante, que "no ha contribuido ni ordenado ni conocido ningún blanqueo de capital" ni en su grupo municipal y ni el partido

Foto: PPCV

La exalcaldesa de València y senadora, Rita Barberá, ha asegurado este jueves que "no ha contribuido ni ordenado ni conocido ningún blanqueo de capital" ni en su grupo municipal y ni el partido: "La alcaldesa nunca ha tenido nunca una caja B y nadie me entregó el remanente ni la llave de ninguna caja B. Nunca hubo caja B. Todo lo dicho al respecto es absolutamente falso", ha sentenciado.

En una rueda de prensa, la que fuera primera edil durante 24 años ha criticado, con un tono chulesco y desafiante, las "mentiras impunes", "condenas mediáticas" y el "apaleamiento público" que, a su juicio, "estoy sufriendo" y "pese a las ansias irrefrenables de la izquierda" para que "desaparezca de la política" ha querido decir "muy fuerte" y "muy clarito" que no dimite. "Ni me lo planteo", ha recalcado.

Así lo ha indicado en su primera comparecencia pública, durante más de una hora, para dar explicaciones a raíz de la investigación de la 'Operación Taula', en la que ha reconocido haber dado donativos mensuales al partido de 60,10 diez euros y aportaciones extraordinarias que "nunca" le fueron devueltas.

Barberá ha explicado que hasta la fecha ha guardado silencio por "prudencia" y debido al "total desconocimiento del sumario que ha dado lugar a una dura y mediática instrucción judicial", de la que ha lamentado las "filtraciones" que "me dejan en una total indefensión".

En cuanto a su condición de aforada, ha defendido que no es "ni impunidad ni blindaje para ser juzgada" sino que la tiene que juzgar "el primer tribunal de España", el Tribunal Supremo, y "desacreditarlo es un tremendo disparate".

Preguntada por la confianza en los ediles que trabajaron con ella, Barbera ha manifestado: "Pongo la mano en el fuego, por lo que yo conozco, de todos los concejales que han trabajado conmigo".

En relación al que fuera su vicealcalde, Alfonso Grau, ha admitido que su relación ahora es "tensa y fría" desde que en la pasada campaña electoral municipal salieron a la luz grabaciones del caso Imelsa en las que aparecía su mujer, al exedil Maria José Alcón, y Barberá pidió que esta se retirara de la lista.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies