Resaca de una noche con muchas brujas

Este sábado Zaragoza fue la caída de telón de la gira “Solo quiero brujas en esta noche sin compañía” que ha recorrido 16 ciudades y en la que El Drogas ha vuelto a demostrar que sigue siendo el gran referente del rock and roll

El Drogas. Foto: © Black8photo

Atrevida es la palabra que podríamos usar para definir la puesta en escena del Drogas en la presentación de su último trabajo “Solo quiero brujas en esta noche sin compañía”. Si alguien esperaba que El Drogas iba a vivir de sus viejos, y recientes, éxitos estaba muy equivocado o equivocada. Durante tres horas, y ante una sala Oasis hasta la bandera, la banda desgranó cuarenta y tres canciones, veintitrés de ellas de tres de los cinco timbres del último trabajo.

Piano, guitarras, bajo, armónicas, batería, violonchelo fueron los elementos utilizados para poner banda sonora a la noche. Los protagonistas una banda cada vez más cohesionada y con una armonía y complicidad perfecta. La rabia corrió a cargo del Brigi Duke que si le dejasen no solo se comería la batería sino el escenario completo. El Flako Txarrena puso la intensidad ya sea tras su bajo o incluso escondido tras el violo. Chus Maraví aportó el virtuosismo a las cuerdas de la guitarra acompañado de un interminable recital de expresividad bajo su sombrero de ala corta. Y el maestro de ceremonias como no podía ser de otra manera Enrique Villarreal, el Drogas, que se presentó con un atuendo menos artificioso que en anteriores ocasiones; bajo su pañuelo y escondido tras unas gafas de sol apareció en el escenario, para deleite de sus fans, enfrascado en una americana, con chaleco, camisa vintage estampada y pantalones vaqueros ajustados  sobre unos coloridos zapatos de punta.

Fuera de ningún encorsetado límite musical el Drogas presentó en esta primera parte de la gira las 23 canciones que forman parte de los tres timbres que dan motivo a la gira. El rock más duro del Timbre oxidado, el más melódico del Timbre acústico y el rhythm and blues del Timbre Canalla y de Bullanga. Atrevido decíamos por presentar las 23 canciones de estos tres timbres ante un público que reacciona de distintas maneras ante un repertorio que a muchos y muchas les es desconocido. Pero como buen maestro de ceremonias Enrique sabe manejar a su público y va intercalando sus grandes, viejos y recientes éxitos para mantener álgido el ambiente. La parte más intensa vino durante los cuarenta minutos de bises cuando despojado de su americana y sus gafas de sol el Drogas desganó canciones míticas de Txarrena y Barricada ante un público ya entregadísimo.

El Drogas en directo en Zaragoza. Foto: Mamen

Merece la pena fijarse durante alguna parte del concierto en la teatralidad del Drogas. Ahora que no tiene ni un bajo que fije sus manos ni una melena que oculte su rostro la gesticulación se convierten en parte más de la puesta en escena; las manos que parecen que se le van a escapar y momentos, cuando no tiene un instrumento que las fijen, que  parece no saber dónde meterlas. Y su cara, un recital de expresividad que parece competir con el recital propio de Chus.

Hay que reseñar las reivindicaciones políticas que no faltan en la vida y militancia de Enrique; el 8M, la impunidad de los asesinatos del Tarajal o los presos de Altsasu sin olvidar de ese chaleco de Jardineros en lucha que se intentó colar en la fiesta para recordarnos sus 50 días en huelga.

Sorprendió del repertorio la versión de Enemigo Público de Cicatriz no siendo muy amigo el Drogas de las versiones; si exceptuamos Frío que más que una versión de la canción de Manolo Tena ya es un tema propio de Txarrena, con permiso de Alarma.

Dos pegas al bolo. La pega subjetiva es el echar de menos alguna canción de La Tierra está sorda, el objetivo una vez más la Sala Oasis y su actitud inaceptable de marcar un aforo de más de ochocientas personas estando apretados como sardinas en lata, con nula visibilidad y con una incomodidad no acordé a lo que ocurría en el escenario.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies