Movimientos

Renfe suprime en verano el acceso con bicicletas a la línea Zaragoza-Teruel-València

Pedalea señala que esta restricción complica el acceso especialmente a la Vía Verde que une Ojos Negros con Sagunto, la más larga del Estado español y muy utilizada en estas fechas por cicloturistas procedentes de Aragón, País Valencià, otros territorios y países europeos
| 7 agosto, 2019 19.08
Renfe suprime en verano el acceso con bicicletas a la línea Zaragoza-Teruel-València
Foto: J.M. Marshall

El Colectivo Pedalea denuncia mediante una nota de prensa que Renfe impide acceder con bicicleta a los autobuses que prestan el servicio alternativo al ferroviario en la línea Zaragoza-Teruel-València durante las obras de acondicionamiento que según la compañía se van a prolongar hasta el 4 de octubre.

El grupo ciclista ha recibido diversas quejas de usuarios y usuarias que no han podido acceder con su bicicleta a estos autobuses sustitutorios durante este verano. El transporte de bicicletas estaba autorizado en todos los trenes que no circulan por las obras, aunque limitado a tres bicis por tren y abonando una tarifa según las distancias a recorrer.

Pedalea señala que esta restricción complica el acceso especialmente a la Vía Verde que une Ojos Negros con Sagunto, la más larga del Estado español y muy utilizada en estas fechas por cicloturistas procedentes de Aragón, País Valencià, otros territorios y países europeos.

Con ello “Renfe, una vez más, se desentiende de la vertebración del territorio y de impulsar el desarrollo de la provincia de Teruel a través del cicloturismo, una práctica que allí donde se promociona adecuadamente genera una importante actividad económica sostenible”, ha indicado el colectivo ciclista.

Asimismo, Pedalea destaca que la Unión Europea establece desde octubre de 2018 una ratio de ocho bicis sin desmontar por cada tren de pasajeros y pasajeras. “Es una pena que Renfe avance en sentido contrario a las medidas de movilidad sostenible que plantea el Parlamento Europeo”, señalan.

Esta reclamación se añade al malestar expresado recientemente por numerosos usuarios y usuarias de la línea en obras, que ven como el transporte alternativo en autobús resulta más largo e incómodo que el habitual en tren, lo que ha hecho descender la ocupación en un 50% en este periodo.

“Esta circunstancia, curiosamente, podría facilitar el transporte de bicicletas al haber más espacio en las bodegas de los autobuses; pero no parece que Renfe haya reparado en ello”, añaden.

7 agosto, 2019

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR