Recuperando la soberanía alimentaria en Teruel

Tras los destellos del 15M surgió en Teruel un grupo de personas dispuestas a recuperar la soberanía alimentaria arrebatada durante la segunda mitad del siglo XX bajo la lógica de la agricultura industrial, el Grupo de Producción y Consumo de Teruel. En enero de 2012 llegaron las primeras cajas procedentes de Tuta Revoluta (Segorbe). Cada dos jueves los y las consumidores van al punto de recogida (el local de CNT) y se llevan sus hortalizas de temporada. El coste es siempre el mismo, 19 euros por caja, abonando los pagos a principios de mes mediante domiciliación bancaria. Ahora mismo acabamos …

Primera furgoneta con las cajas de verduras segorbinas. Foto: GPCT
Primera furgoneta con las cajas de verduras segorbinas. Foto: GPCT
[/caption]

Tras los destellos del 15M surgió en Teruel un grupo de personas dispuestas a recuperar la soberanía alimentaria arrebatada durante la segunda mitad del siglo XX bajo la lógica de la agricultura industrial, el Grupo de Producción y Consumo de Teruel.

En enero de 2012 llegaron las primeras cajas procedentes de Tuta Revoluta (Segorbe). Cada dos jueves los y las consumidores van al punto de recogida (el local de CNT) y se llevan sus hortalizas de temporada. El coste es siempre el mismo, 19 euros por caja, abonando los pagos a principios de mes mediante domiciliación bancaria. Ahora mismo acabamos de abrir la lista de espera para nuevos/as consumidores.

Paralelamente un grupo de cuatro personas se ha puesto a cultivar terrenos abandonados desde hace años a las orillas del Río Alfambra. Bajo los principios de la agroecología, la idea de localizar la producción lo máximo posible y evitar costes de desplazamiento y gasolina a pesar del duro clima turolense.

Por otro lado, también vamos a empezar a hacer pedidos conjuntos de productos menos perecederos como arroz, leche, legumbres, pasta,... intentando eliminar todos los intermediarios posibles. La idea es ir rotando las personas que se van encargando de coordinar cada pedido.

Además nos hemos fijado otros dos objetivos a medio plazo:

  1. Recuperar la experiencia hortícola de siempre. Mediante entrevistas a aquellos abuelos/as y no tan abuelos/as que practican usos y técnicas de siempre, que están en proceso de desaparición.
  2. Además de todo esto queremos proteger y fomentar el uso e intercambio de semillas locales, protegiendo y usando las genéticas mejor adaptadas al terreno de aquellas uniformizadas y que atacan gravemente la biodiversidad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies