Recrecer Yesa para abastecer a Zaragoza es un engaño según demuestra un informe del propio Ayuntamiento

Para Zaragoza y su entorno metropolitano el Canal Imperial de Aragón continúa apareciendo como una pieza imprescindible en su red de abastecimiento de agua, por lo que queda patente lo engañoso de la campaña publicitaria que ligaba la calidad del agua de boca con el recrecimiento de Yesa. Para su economía y por racionalidad, Zaragoza debe romper toda amarra con el recrecimiento de Yesa, como exigió Europa en su momento, y como demanda la solidaridad más elemental. Hace unos pocos días la Asociación Río Aragón tuvo conocimiento de la respuesta que con fecha 19 de septiembre de 2013 el Departamento …

Xavier de Pedro, presidente de la CHE, visitando Yesa
Xavier de Pedro, presidente de la CHE, visitando Yesa
Xavier de Pedro, presidente de la CHE, visitando Yesa

Para Zaragoza y su entorno metropolitano el Canal Imperial de Aragón continúa apareciendo como una pieza imprescindible en su red de abastecimiento de agua, por lo que queda patente lo engañoso de la campaña publicitaria que ligaba la calidad del agua de boca con el recrecimiento de Yesa. Para su economía y por racionalidad, Zaragoza debe romper toda amarra con el recrecimiento de Yesa, como exigió Europa en su momento, y como demanda la solidaridad más elemental.

Hace unos pocos días la Asociación Río Aragón tuvo conocimiento de la respuesta que con fecha 19 de septiembre de 2013 el Departamento de Conservación y Explotación de Infraestructuras del Ayuntamiento de la capital del país dio a la pregunta efectuada el 4 de junio de 2013 por la Federación de Asociaciones de Barrios “Saracosta” de Zaragoza relativa a la cantidad y calidad del agua consumida desde Yesa a partir del 1 de enero hasta la fecha actual, sin mezclar con la del Canal Imperial.

En el informe emitido se constatan cosas tan significativas como que “no se puede establecer sin más una relación directa entre el origen del agua y su calidad, que nos lleve a señalar que el agua de Zaragoza únicamente es de buena calidad cuando procede en su totalidad del embalse de Yesa” En el informe municipal también destacan afirmaciones como que “la calidad del agua del Canal Imperial resulta muy variable,..., pudiendo llegar en determinados periodos a tener una calidad semejante al agua del embalse de Yesa. El agua del embalse de Yesa presenta con carácter general una calidad elevada, aunque el proceso de su potabilización plantea algunos problemas. En los contados periodos en que se ha consumido agua de este embalse de manera exclusiva ha podido apreciarse una disminución significativa en el rendimiento del proceso de decantación del agua ,..., el mejor resultado se obtiene mezclando e1 agua de Yesa con agua del Canal Imperial en proporciones variables con un mínimo del 15-20 % de agua del Canal Imperial”.

El informe continúa explicando que “,..., en los periodos en que el agua del Canal Imperial presenta una buena calidad se utilice un elevado porcentaje de la misma, ya que su uso resulta sensiblemente más económico,..., durante el primer semestre de 2013, de orden del 70 % haya tenido su origen en el Canal Imperial,...,”.

Por todo ello, y a la vista del citado informe desde la Asociación Río Aragón manifiestan que:

  1. Se confirma que una vez más teníamos razón quienes argumentábamos, con el aval de técnicos independientes de la Universidad de Zaragoza, que el derecho de Zaragoza a beber agua de calidad para nada exigía recrecer Yesa. Como ya dijimos en su momento existían soluciones más baratas y sostenibles que la inmensa red de abastecimiento único desde Yesa planteada en un proyecto faraónico.
  2. Recordamos que lo anterior era tan obvio que Europa exigió desligar el recrecimiento de Yesa del abastecimiento a Zaragoza y eliminar ramales para financiar el proyecto.
  3. Denunciamos las falsedades vendidas en su momento con una campaña publicitaria del Ayuntamiento de Zaragoza indignante y engañosa que llevó por título “El agua que has de beber”.
  4. Avisamos a los zaragozanos, que ya fueron usados como excusa para impulsar el insostenible y contestado recrecimiento de Yesa, que pagarán la factura del recrecimiento de forma innecesaria si no cortan amarras con dicho proyecto, en aplicación de la Directiva Marco del Agua, que carga los costes de las obras sobre los beneficiados de las mismas. Exigimos la concesión inmediata de los escasos caudales necesarios para almacenar en la Loteta, independientes de cualquier recrecimiento o no de Yesa. Además la calidad del agua del Ebro y por lo tanto del Canal Imperial habrá de mejorar a futuro como consecuencia de la DMA y en la misma proporción aumentará su calidad desde el muy útil Canal Imperial.
  5. Pedimos que el Ayuntamiento de Zaragoza reflexione sobre su alineamiento con una obra de coste público insoportable y que se ha demostrado le resulta absolutamente prescindible. Quienes apostaron desde esa institución por ello debiera tener un mínimo de decencia y dimitir.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies