#Catalunya  Mundo

Rebelión, sedición y malversación para el Govern y la Mesa del Parlament

El fiscal José Manuel Maza interpone dos querellas, una contra el Govern de la Generalitat y la otra contra la Mesa del Parlament, por los delitos de rebelión, sedición y malversación de fondos público. Puigdemont, Junqueras y Forcadell tendrán que prestar declaración y podrían ingresar en prisión como medida cautelar.
| 30 octubre, 2017 13.10
Rebelión, sedición y malversación para el Govern y la Mesa del Parlament

A las 12.30 horas del 30 de octubre ha comparecido el fiscal general del Estado en una rueda de prensa sin preguntas para anunciar las querellas que ya había amenazado que interpondría contra los responsables de la declaración unilateral de independencia en Catalunya.

Ninguna sorpresa. José Manuel Maza ha declarado que la Fiscalía denuncia al Govern de Catalunya y a la Mesa del Parlament por los delitos de rebelión, sedición, malversación de fondos públicos y delitos derivados de estos al considerarlos responsables de la «crisis institucional que culminó con la DUI, realizada con total desprecio a nuestra constitución».

Se trata de dos querellas que se juzgarán por dos vías distintas. Así, mientras el Govern que ha sido cesado, deberá ser juzgado por la Audiencia Nacional, los miembros de la Mesa del Parlament, en su condición de aforados, serán juzgados por el Tribunal Supremo de Justicia español.

Según informa eldiaro.es la querella se dirige a un total de 20 personas entre las que destacan Puigdemont o Junqueras -ambos deberán presenciarse en la Audiencia Nacional-, pero en la que también se encuentran todos las y los Consellers, y los miembros de la Mesa del Parlament. Casos como el de Carme Forcadell, aún aforada, serán litigados en el Tribunal Supremo, pese a que en algún momento se había especulado que debería ser el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya quien debiera juzgarla.

Destaca sorprendentemente el caso de Santi Vila que, incluso habiendo dimitido el jueves, antes de que se votara la resolución de declaración de independencia, ha sido denunciado.

Así mismo, el fiscal Maza ha afirmado que los investigados tendrán que acudir a los respectivos tribunales para prestar declaración, y ha añadido que en caso de que fuera necesario, se aplicarían medidas cautelares. Como ya suceidera en el caso de los Jordis, dichas medidas cautelares podrían ser el ingreso en prisión para evitar el “riesgo de fuga”. Afirma Maza que la querella solicita una fianza de 6,2 millones de euros a los investigados para «asegurar las responsabilidades pecuniarias en que pudieran incurrir los ahora querellados». El fiscal pide esa cantidad tanto en la Audiencia Nacional como en el tribunal Supremo, por lo tanto la fianza asciende a un total de 12,4 millones de euros.

De los delitos imputados, el más gravoso es el de rebelión que implica hasta 30 años de prisión. Este delito ha sido ampliamente discutido por el hecho de que para ser imputable precisa de violencia física.

30 octubre, 2017

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR