#absolución8deYesa  Ecología  Portada

Puyalón y EH Bildu acuerdan trabajar conjuntamente contra el recrecimiento del pantano de Yesa

Ayer, domingo 9 de febrero, las organizaciones políticas Puyalón de Cuchas y EH Bildu, sellaron con la firma en Zangoza de un documento de trabajo, su compromiso conjunto de oposición al recrecimiento del pantano de Yesa. Las formaciones políticas han consensuado un documento que recoge “los argumentos acumulados a lo largo de estos años contra...
| 10 febrero, 2014 08.02

Puyalon EH Bildu chorche tricasAyer, domingo 9 de febrero, las organizaciones políticas Puyalón de Cuchas y EH Bildu, sellaron con la firma en Zangoza de un documento de trabajo, su compromiso conjunto de oposición al recrecimiento del pantano de Yesa. Las formaciones políticas han consensuado un documento que recoge “los argumentos acumulados a lo largo de estos años contra esta obra: múltiples riesgos, sobrecostes, agravamiento de los desequilibrios territoriales, imposibilidad de amortizar la obra en el regadío, o afecciones patrimoniales y culturales”.

Tanto para Puyalón, organización política de la izquierda independentista aragonesa, como para EH Bildu, coalición independentista vasca, es muy necesario “que los partidos, asociaciones y la sociedad en general, continúen construyendo alternativas frente a la gestión mercantil del agua”, y ambas plantean que “la gestión del agua pasa por el respeto a los derechos e intereses de las poblaciones afectadas y la soberanía frente al agro-bussines y los proyectos especulativos”.

“El trasvase del Ebro continúa siendo el horizonte de buena parte de la clase política española. Y el pantano de Yesa es una pieza clave dentro de la hoja de ruta del trasvase del Ebro. Yesa es todo un paradigma de la gestión pre-democrática que se hace del agua en el Estado español. Promovido por la Confederación Hidrográfica del Ebro, una institución franquista que gestiona gran cantidad de dinero público y cuya dirección es elegida a dedo”, señalan desde Puyalón.

Las independentistas denuncian que “el recrecimiento acumula un sobrecoste que hace sospechar sobre las condiciones en las que se ha adjudicado y tramitado el proyecto. Siendo la empresa adjudicataria protagonista del fiasco del ‘Proyecto Castor’, un depósito estratégico artificial de gas natural situado frente a la costas de Castellón y Tarragona que provocó numerosos terremotos”.

Koldo Amezketa y Rafael Bargues, representantes de EH Bildu, señalaban que consideran “inaceptable la situación de inseguridad vivida en las localidades aguas abajo del embalse desde que comenzaron los deslizamientos en la ladera derecha del pantano. Estos deslizamientos fueron provocados, como la misma Confederación Hidrográfica del Ebro reconoció meses después, por las obras de recrecimiento del embalse”.

“Denunciamos la falta de democracia de este organismo dependiente del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente del estado español, que desoyó la voluntad de los pueblos aragonés y navarro al decidir no comparecer ante sus respectivos organismos de gobierno para explicar esta difícil situación, como en ambos se pidió. También denunciamos la nula transparencia de la CHE por no aceptar la formación de una comisión de expertos independientes que garanticen la seguridad de las obras de estabilización de la ladera y la situación real del actual embalse”, enfatizaban Amezketa y Bargues.

Por su parte Zésar Corella y Arriel Dominguez, firmantes del documento en representación de Puyalón, resaltaban que “este acuerdo entre nuestras organizaciones reforzará el trabajo realizado hasta ahora.  Queremos defender la tierra y el modo de vida de los pueblos aguas arriba del embalse y afectados por el recrecimiento, especialmente por tratarse de una zona ya suficientemente castigada por la construcción del actual pantano. El impacto social que han provocado los grandes embalses es inaceptable en cualquier sociedad que garantice los derechos básicos de las personas y trabaje de una forma integradora y respetuosa por la conservación del medio ambiente y las economías locales. El pantano de Yesa tiene un fuerte efecto desintegrador en el territorio que bajo ningún concepto conviene profundizar, con su construcción creó un área de desierto poblacional que actúa como barrera en las relaciones socioeconómicas entre Aragón y Nafarroa. El accidente geográfico artificial que supone el embalse obstruye la ribera del río Aragón y obstaculiza el desarrollo en un área donde cualquier desarrollo económico se complica ya a priori por su carácter montañoso”.

Puyalón de Cuchas y EH Bildu afirman para concluir que “con el acto simbólico de la firma de este documento, nos comprometemos a ahondar nuestra oposición al pantano de Yesa, desde el convencimiento de que en el momento presente es de justicia frenar el mal uso de fondos públicos en grandes obras de escasa rentabilidad, sin justificación social, que solo buscan el ‘rescate de las constructoras’ y desprecian las afecciones a la población y los riesgos inasumibles que provoca”.

10 febrero, 2014

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR