Purna: “la movilización histórica del 22M solo será un punto de inflexión si prolongamos la lucha en nuestros propios Pueblos”

Purna, a chovenalla independentista y revolucionaria, cuenta como “los Pueblos trabajadores del Estado marcharon este sábado 22 de marzo masivamente sobre la capital castellana, colapsando el centro y las principales arterias de la también capital del Reino de España. La convocatoria 22M de las Marchas por la Dignidad dio una muestra de que la clase trabajadora concienciada puede caminar unida para conseguir objetivos básicos que nos incumben a todas”. “Desde la juventud independentista y revolucionaria aragonesa valoramos que el 22M ha supuesto una movilización histórica que se convertirá, con en el paso del tiempo y dependiendo de cómo se desarrollen …

marchas dignidad madrid 22m purnaPurna, a chovenalla independentista y revolucionaria, cuenta como “los Pueblos trabajadores del Estado marcharon este sábado 22 de marzo masivamente sobre la capital castellana, colapsando el centro y las principales arterias de la también capital del Reino de España. La convocatoria 22M de las Marchas por la Dignidad dio una muestra de que la clase trabajadora concienciada puede caminar unida para conseguir objetivos básicos que nos incumben a todas”.

“Desde la juventud independentista y revolucionaria aragonesa valoramos que el 22M ha supuesto una movilización histórica que se convertirá, con en el paso del tiempo y dependiendo de cómo se desarrollen los hechos a partir de ahora, en un punto de inflexión para la clase obrera de los Pueblos. En cualquier caso el 22M, que tuvo su eco también en Aragón con una nutrida concentración en apoyo en la capital del País, ha sido una movilización que debe continuarse y que por sus propias características y discurso solo puede hacerse llevando la lucha continuada a nuestros propios territorios y países. El 22M solo dará sus frutos si seguimos luchando en nuestro Pueblo, sosteniendo la movilización, la organización y la protesta en cada barrio, en cada pueblo y en cada comarca”, señalan.

Desde Purna señalan algunas de las razones por las que valoran como histórica la movilización del  sábado en Madrid. “Movilización masiva al margen de los aparatos del Estado. Una de las diferencias principales de esta masiva manifestación y de las marchas que le precedieron fue la no participación de los sindicatos oficiales CCOO y UGT. Estos, lejos de participar en la movilización, decidieron públicamente no sumarse a ella llegando a reunirse la misma semana con el Gobierno del Estado español, cuya dimisión pedía el 22M, y la patronal estatal. No es que se evidenciaran modelos sindicales y sociales diferentes con respecto al SAT -principal impulsor de las marchas- y otros, sino que se mostró claramente la diferencia entre quienes cumplen una función sistémica, entorpeciendo la autoorganización de pueblo, y quien trabaja sinceramente por la movilización popular y por conseguir objetivos reales para la clase trabajadora”.

“CCOO y UGT no son vendidos, son enemigos. Como ocurre también con el PSOE, ayer gran parte de sus votantes estuvieron movilizadas en Madrid demostrando que es posible la unidad más allá de los actores progresistas del sistema. Por primera vez en la historia reciente el pueblo trabajador pudo organizarse, luchar y movilizarse masivamente sin contar con el apoyo de fuerzas institucionales que solo buscan controlar la respuesta popular. Este hecho, a nuestro juicio, marca ya un punto de inflexión pues se ha evidenciado que quienes luchamos a la izquierda de los constitucionalistas no somos y no hemos sido nunca marginales sino, en nuestra diversidad, el verdadero espíritu de los pueblos trabajadores”, afirman desde Purna.

Para Purna, “los Pueblos lideran la lucha de clases, la respuesta rupturista no puede venir de la izquierda española ni del sindicalismo estatalista. Si bien es cierto que la movilización masiva ha sido fuertemente apoyada, componiendo gran parte de su base, por la apuesta decidida de las fuerzas de izquierda española y del sindicalismo alternativo de marco estatal, afirmamos con total seguridad que éstas no han ejercido como impulsoras principales. El éxito se ha dado porque ha sido una movilización unitaria pero esta unidad no se habría conseguido sin los actores principales que han sido eminentemente soberanistas. En resumidas cuentas, la izquierda y el sindicalismo estatalista nunca habría podido proponer y llevar a buen puerto una movilización de estas características porque es demasiado dependiente de las dinámicas que el progresismo constitucionalista de CCOO, UGT y PSOE le marcan y porque está más interesado en suplantar delegados sindicales en unos casos y en rentabilizar el voto descontento pesoista en otro”.

“El 22M ha producido ya un desplazamiento claro de quiénes son los verdaderos actores de la lucha de clases y en esto los Pueblos trabajadores, concienciados de su especificidad, han tomado ya la delantera. En esta ocasión se ha evidenciado que el Sindicato Andaluz de Trabajadores, con su iniciativa avalada por el trabajo de décadas de luchas territoriales, ha sido el único capaz de llevar a cabo esta movilización. Esto asienta la perspectiva de que es el soberanismo de los Pueblos el verdadero movimiento capaz de liderar el progreso en la lucha de clases, la batalla debe plantearse antes en el territorio, autónomamente, y solo desde ésta se puede optar a alcanzar logros en el ámbito estatal, sea en unas marchas o sea en una huelga general. Por ello, entendemos, es necesario que se generen movimientos populares en cada Pueblo que atiendan a sus problemáticas concretas como sujetos políticos soberanos y que a partir de éstas se coordinen las luchas generales que se consideren necesarias”, proponen desde Purna.

La Columna juvenil de los Pueblos es para Purna un ensayo para un nuevo escenario, por ello indican que “dentro de la movilización del 22M las organizaciones juveniles independentistas y revolucionarias sacamos adelante un bloque juvenil propio de los Pueblos, con un marcado carácter soberanista e independentista. La columna fue muy nutrida con la presencia especialmente significativa de compañeras castellanas y andaluzas. Desde Purna, aunque estuvimos presente mediante una delegación, finalmente no acudimos con la fuerza que nos hubiera gustado pues sacamos adelante también una movilización en apoyo en Zaragoza. En cualquier caso valoramos muy positivamente la columna y creemos que se trata de un espacio unitario muy eficiente para contrarrestar la hegemonía españolista en las movilizaciones unitarias. Las juventudes independentistas de los Pueblos del Estado, con mayor o menor suerte, llevamos ya tiempo tratando de mejorar nuestra coordinación bajo la idea de que tenemos objetivos y enemigos comunes, y que nuestras luchas pueden ayudarse mutuamente en base a la solidaridad internacionalista y la respuesta o la ofensiva conjunta contra el Estado. La columna juvenil de los pueblos supone sin duda un paso más en este camino que desde Purna estamos dispuestas a trabajar como parte fundamental de nuestra lucha”.

“No obstante no podemos ser triunfalistas. Como decimos, el 22M ha sido histórico pero solo será un punto de inflexión si trabajamos en la dirección que más tarde con perspectiva nos permita decir que realmente lo fue”, explican desde Purna, y añaden que “desde la Cucha Independentista debemos hacer autocrítica por nuestra actitud titubeante y espectante que en muchas ocasiones nos ha paralizado en el trabajo preparatorio de esta movilización. Pero somos totalmente conscientes de que las marchas y la movilización no se ha promovido de igual manera en el sur y en el norte del Estado, donde en algunos pueblos existía un movimiento popular de cariz soberanista previo que lo organizara y en otros no. Ha existido un fallo en la coordinación entre pueblos que ha tenido como principal error dejar que fuera la izquierda española la encargada de hegemonizar las marchas allí donde los movimientos soberanistas no estábamos previamente informados. Así, mientras en el sur las reivindicaciones del 22M adoptaban características mucho más territoriales y soberanistas, en el norte el estatalismo se ha encargado de deslocalizar el discurso acerca de lo propio llevándolo hacia sus intereses nacionales. Éste es un elemento que nos debe hacer reflexionar para futuras movilizaciones y que debe hacernos replantearnos quiénes son los verdaderos interlocutores en cada Pueblo”.

Como conclusión, desde Purna esperan “que con respecto al marco de disputa obrera el 22M suponga ya un cambio de modelo y que en el próximo ciclo sean los Pueblos trabajadores, como sujetos colectivos plenamente soberanos, los que lideren la lucha de clases. Para ello trabajaremos desde nuestra organización y desde la Cucha Independentista, convencidas de que el 22M ha de seguirse luchando localmente en cada Pueblo”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies