PSOE, ZeC y Podemos piden convocar Zaragoza Vivienda “para retirar la instrucción que incrementa los gastos de alquiler social”

Con la subida aplicada por Zaragoza Vivienda, una familia que percibe el Ingreso Aragonés de Inserción y que paga un alquiler de 147 euros, pasaría a pagar 187 euros con la renovación de su contrato de alquiler social

vivienda
Foto: AZ

Los grupos municipales de PSOE, Zaragoza en Común y Podemos-Equo en el Ayuntamiento de la capital aragonesa han solicitado, en virtud del Artículo 15 del Estatuto de la Sociedad Municipal Zaragoza Vivienda, la convocatoria extraordinaria del Consejo de Administración con el objetivo de retirar la instrucción que incrementa los gastos de alquiler en las viviendas sociales municipales.

La solicitud de convocatoria del consejo tiene un único punto en el orden del día: dejar sin efecto la Instrucción de fecha 8 de octubre de 2020, en la que se excluyen los gastos de comunidad del cálculo del alquiler para la aplicación de las reducciones, con el consiguiente incremento de estas cuotas para las personas usuarias de las viviendas sociales del Ayuntamiento de Zaragoza.

"El gerente de Zaragoza Vivienda, sin mediar consulta previa con los grupos municipales, ni dar traslado a los mismos, publicó una instrucción en la que se dejaba fuera de los cálculos para la reducción del alquiler las cuotas de comunidad", aseveran desde estos grupos municipales.

Esto se traduce en que en los nuevos contratos de alquiler de viviendas municipales, que se firmen a partir de la publicación de la misma, se aplicará una subida de las cuotas, que llega en algunos casos hasta el 40%. Por ejemplo, una familia que percibe el Ingreso Aragonés de Inserción y que paga un alquiler de 147 euros pasaría a pagar 187 euros con la renovación de su contrato.

El concejal del PSOE, Horacio Royo, ha censurado que Zaragoza Vivienda adopte esta “inoportuna” medida de “tapadillo” en una situación económica como la actual. Ha recordado que en la práctica va a suponer un aumento de los gastos de las familias más vulnerables, beneficiarias de las viviendas sociales. “Vamos a pedir que se retire la medida y que se haga un análisis pausado de cómo se tienen que abordar los gastos de comunidad de estas viviendas. Es necesario estudiar esta cuestión de una manera más global”, ha señalado el edil socialista.

“Subir los alquileres sociales municipales en mitad de la pandemia es una decisión insensible y un mal ejemplo de la administración pública, que debería, ahora más que nunca, defender los Derechos Sociales. La vivienda es el primer escudo frente a la propagación del virus, por lo que es un ejercicio de cinismo e irresponsabilidad pedir a la gente que permanezca en sus casas y, desde el Ayuntamiento tomar decisiones que abocan al desahucio de las familias”, ha señalado el portavoz de Zaragoza en Común, Pedro Santisteve.

Desde el grupo municipal de Podemos, su portavoz, Fernando Rivarés, ha insistido en cómo, “en la actual situación no es momento de incrementar los gastos de alquiler a nadie y, especialmente, a las y los inquilinos de vivienda social, dada la situación de crisis económica y social que estamos viviendo. Queremos saber qué está pasando en Zaragoza Vivienda. ¿Cuántas viviendas se están cediendo a la DGA y cómo se está actuando desde la sociedad municipal Zaragoza Vivienda en relación a la desatención que está produciendo en algunos casos de urgencia habitacional?”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies