Ecología

Primeros pasos de la plataforma contra la Samianigo-Marsillon

Una reunión abierta al público y organizada por Ecologistas en acción inicia el proceso de confluencia con otras plataformas existentes para intentar aunar fuerzas contra el nuevo proyecto de autopista eléctrica.
| 5 junio, 2015 16.06

Ecologistas en Acción-Samianigo convocó en la jornada del jueves una reunión abierta al público con objeto de informar de las “graves afecciones” que tendría para el territorio el proyecto de Línea de Muy Alta Tensión Samianigo-Marsillon.

Se trata de una primera toma de contacto que pretende crear un movimiento ciudadano que se oponga al gigantesco proyecto. “La idea es crear una plataforma unitaria que se oponga a la construcción de la línea Samiánigo-Marsillon o como decidan denominar ahora  a la autopista eléctrica a través del Pirineo” declaró Mariano Polanco de Ecologistas en Acción”.

“El día que se constituya dicha plataforma se tendrá que decidir si se invita a formar parte de ella a partidos políticos, sindicatos o asociaciones. Ecologistas en Acción no pretende dirigir nada, lo que plantea es que la asamblea de la plataforma, cuando se constituya, decida que líneas se va a seguir”, declaraban desde la asociación ecologista.

Los objetivos de esta reunión eran informar de las graves afecciones que tendría para el territorio una línea de las características de la que se pretende construir para interconectar eléctricamente Aragón y Aquitania.

Una reunión que permitiría la unión con otras plataformas ya existentes como la de Montsó, desde donde califican a este paso como “un éxito”, y les permite hablar de “los primeros pasos de nuestra plataforma hermana en Samianigo”, para poder aunar fuerzas contra el  proyecto.

Rechazo ecologista

Desde Ecologistas en Acción consideran la creación de estas autopistas “un acto de premeditada irresponsabilidad, visto el modelo de desarrollo insostenible actual y dado el compromiso de organismos nacionales e internacionales de impulsar el ahorro energético y el uso de energías alternativas o renovables, más eficientes y racionales económica y ecológicamente”.

Estas autopistas constituyen según la organización ecologista una grave amenaza para la salud de la población “expuesta a los efectos nocivos derivados de los campos electromagnéticos, demostrados por numerosos estudios científicos de reconocida solvencia, por los informes de instituciones, tanto públicas, como privadas, que muestran claros indicios de perjuicios sanitarios, y por la realidad actual en muchos estados, que, preventivamente, en virtud del Principio de Precaución, han regulado su impacto sobre la salud pública”.

Además, este tipo de proyectos generan una agresión irreparable contra el medio ambiente, tanto desde el punto de vista del impacto paisajístico, como por sus graves afecciones sobre el ecosistema.

Reclaman también una normativa de regulación de las líneas de alta tensión existentes en todo el territorio, que ofrezca soluciones reales a los efectos nocivos sobre la salud de las personas y el medio ambiente de acuerdo con los criterios de la actual coyuntura europea.

5 junio, 2015

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR