Presentan el informe 'Fabricación y uso del lindano: crónica de un envenenamiento persistente y silencioso'

Este miércoles, se presenta en la sede de Ecologistas en Acción de Madrid un informe sobre la contaminación por lindano, una grave amenaza para la salud pública gestionada de forma temeraria y opaca

Protesta en las puertas de la DGA en 2014. Foto: Coordinadora Biscarrués

En el Estado español se fabricó durante décadas lindano, un compuesto organoclorado de elevada toxicidad, clasificado como cancerígeno por la OMS. Originalmente, se destinaba a usos agrícolas (insecticida) y farmacológicos (eliminación de piojos, sarna). Las fábricas más importantes se localizaban en Barakaldo y Samianigo, aunque no eran las únicas.

En un proceso de obtención altamente ineficiente, por cada tonelada elaborada de lindano se producían entre seis y diez toneladas de desechos, tan contaminantes como el propio producto. Como se pone de manifiesto en el informe que Ecologistas en Acción presenta este miércoles, la gestión de esta gran cantidad de residuos fue nefasta, caracterizada por vertidos ilegales e incontrolados y una gran opacidad respecto al destino y gestión de los residuos.

La contaminación de suelos y aguas con este compuesto supone una grave amenaza para la salud pública. Actualmente se desconoce la ubicación de aquellos puntos de la geografía del Estado español donde se vertieron residuos procedentes del proceso de producción de esta peligrosa sustancia.

"Es necesaria una labor de investigación para identificar estos focos, así como grandes inversiones económicas para eliminarlo en aquellos casos donde ha sido posible localizar el foco de contaminación. La mayoría de administraciones competentes no han actuado de forma responsable y coordinada", advierte Ecologistas en Acción que exige un cambio de rumbo por parte de todas las administraciones afectadas.

"Tanto el Gobierno español como los gobiernos territorialess deben emplear los recursos económicos necesarios para eliminar todo rastro de lindano de nuestras aguas y nuestros suelos", conluyen.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies