PP y Ciudadanos cierran un acuerdo para gobernar Andalucía y acuerdan sus primeras 23 medidas

Ahora queda definir si para la investidura cuentan con la abstención de Vox o con la del PSOE de cara a conseguir llevar adelante un futuro gobierno en coalición

Juanma Moreno y Juan Marín.

La negociación del acuerdo entre PP y Ciudadanos en Andalucía está siendo larga y sin demasiada connivencia entre ambos partidos que supuestamente gobernarían en coalición. De hecho, Juanma Moreno (PP) y Juan Marín (Cs) anunciaban, en dos actos diferentes, la concreción del pacto programático, que ahora dará paso a una negociación para la Mesa del Parlamento y para la investidura del presidente de la Junta, elementos que han hecho zozobrar las negociaciones.

El acuerdo, que en la noche del jueves fue "principio de acuerdo", está cerrado en torno a la veintena de compromisos que un hipotético gobierno de coalición llevaría a cabo en las 15 primeras reuniones del Consejo de Gobierno y, aunque el documento más amplio para toda la legislatura no está todavía finalizado al cien por cien, solo quedan por definir lo que ambos partidos han calificado de "flecos”.

Ambos partidos cerraron este domingo su acuerdo en relación a lo que no han dudado en llamar "bloque de regeneración democrática" de su acuerdo programático para el Gobierno andaluz que ambos pretenden conformar, según han confirmado fuentes de la negociación. Se trata de uno de los tres bloques —conformado en este caso por 23 puntos— de los que consta dicho acuerdo programático, dado que los otros dos tienen que ver con medidas de reactivación económica y fiscales, y de políticas sociales.

Primeras medidas

Según ha transcendido, el nuevo gobierno llevará a cabo, en los primeros 100 días de gobierno, medidas para la eliminación de los aforamientos y para crear la comisión de investigación sobre la Fundación andaluza para la Formación y el Empleo (Faffe).

Además, se pondrá en marcha una ley de despolitización de la administración pública, la ampliación de la tarifa plana para los autónomos, una nueva bajada del IRPF, la certificación de la supresión del impuesto de Sucesiones y Donaciones y un plan de choque inmediato para la mejora de la sanidad y programas específicos de esfuerzo educativo para los estudiantes.

Se trata, según Marín, de medidas de regeneración democrática "que el PSOE no quería" y para acabar con la corrupción, en las que ha incluido "cerrar chiringuitos políticos, despolitizar la sanidad y mejorar la educación".

¿Abstención de Vox o del PSOE?

El pacto programático de ambos partidos da paso a la siguiente fase de la negociación -que ya está en marcha- para configurar la Mesa del Parlamento andaluz y para pactar la investidura.

Los populares consideran que el programa es solo una parte y que el pacto debe ser "global", incluyendo programa, Mesa e investidura, antes del próximo jueves, cuando se constituye el Parlamento. Si no es así, no habrá acuerdo, han informado fuentes populares.

En este sentido queda por definir el acuerdo con Vox, del que necesitan la abstención al menos. En una cómoda entrevista con Jiménez Losantos, Santiago Abascal aseguraba que es “innegociable” la participación de Vox en la Mesa.

En cuanto a la posibilidad de que Ciudadanos hubiera negociado con el PSOE andaluz la presidencia de la Junta, a cambio de la abstención socialista, Abascal fue tajante: "Me ha llegado esa mamarrachada, ellos sabrán si quieren ser aliados del PSOE delante de todos los españoles".

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies