Altavoz

¿Por qué han dejado los bancos de ser un servicio público?

Ahora que se está hablando tanto de los EREs presentados por La Caixa y el Santander, sí, esos que van a dejar en la calle a más de 6.000 trabajadores y trabajadoras, quiero contarles algo muy habitual cuando andas de viaje por tierras de esa que se ha dado en llamar la “España vacía”. Estábamos...
| 10 mayo, 2019 19.05
¿Por qué han dejado los bancos de ser un servicio público?
Imagen de una oficina del Banco Santander.

Ahora que se está hablando tanto de los EREs presentados por La Caixa y el Santander, sí, esos que van a dejar en la calle a más de 6.000 trabajadores y trabajadoras, quiero contarles algo muy habitual cuando andas de viaje por tierras de esa que se ha dado en llamar la “España vacía”. Estábamos en uno de tantos pueblos de la España abandonada y vaciada por culpa del envejecimiento de su población y la desaparición de servicios públicos como el Centro Médico, la escuela, tiendas y el banco, alicientes imprescindibles para que otra más joven la reemplace.

Pueblos en los que ya no subsisten más que a lo sumo dos docenas de ancianos a lo largo de todo el año y en los que se nos hacía imposible encontrar un banco o cajero donde sacar dinero. Una situación incómoda cuando como nosotras estas de viaje o un verdadero problemón si eres uno de sus vecinos/as y quieres cobrar la pensión o hacer gestiones tan básicas como pagar recibos o mirar tu saldo.

Un inconveniente que solo se soluciona desplazándote a veces a más de 20 kilómetros de casa para encontrar la oficina más cercana o si eres hábil con la red de redes, gestionando por internet algunas de estas necesidades.

También un problemón que contribuye junto con otros muchos inconvenientes, alguno tan incomprensible como el acceso precisamente a un internet de calidad, a que esos pequeños y envejecidos pueblos estén condenados a su más que probable desaparición. ¿Quién va a querer instalarse en ellos?

Porque resulta que en 10 de las 17 comunidades autónomas de este país faltan bancos, y evidentemente donde más se nota esa falta es en el medio rural. Solo en la última década se han cerrado en España 18.000 entidades bancarias, casi nueve de cada diez abiertas. Una realidad que a más de una hace que nos preguntemos: ¿Cuando dejaron de ser los bancos un servicio público más para convertirse solo en empresas generadoras de multimillonarios beneficios a costa de nuestro dinero? La respuesta me la dio un desalentado vecino afectado en propia carne por ese abandono: los bancos como otras empresas generadoras de servicios públicos imprescindibles para los y las ciudadanas, ahí están las eléctricas, solo piensan en su cuenta de resultados. La gente únicamente les interesamos si generamos parte de esos beneficios.

Y ahora vuelvo a retomar la noticia de esos dos EREs que plantean La Caixa y el Santander, entidades que cada año tienen multimillonarios beneficios en su cuentas de resultados.

La Caixa afronta un carísimo ERE, se calcula que le supondrá un coste de alrededor de 890 m/€ y en el que se verán afectados 2.023 empleados. ¿Tiene problemas de liquidez esta entidad para plantear un ERE y cerrar de paso oficinas, muchas de ellas en el medio rural? Desde luego que no, ya que CaixaBank obtuvo un beneficio neto de 1.768 millones solo en los nueve primeros meses de 2018, un 18,8% más que el año anterior. Algo parecido a lo que plantea en el suyo el Santander, quien pretende despedir a entre 3.500/4.000 empleados pese a tener un beneficio neto de 7.810 millones en 2018, también un 18% más que en 2017.

Nadie puede negar que años atrás y con el beneplácito de los gobiernos de turno -no puede olvidarse quien mantiene precisamente a esos gobiernos-, estas dos entidades participaron en la despiadada lucha por ser los primeros de esa lista de “los grandes”, ni en la forzada desaparición de muchos de aquellos pequeños y medianos bancos que durante muchos años poblaron junto con las cajas de ahorros las plazas y calles de nuestro país.

Como resultado de esa cruenta guerra, el pastel bancario se lo reparten hoy en día y casi en exclusiva 5 grandes entidades -Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia y Sabadell-  que no compiten entre ellas -señores estamos entre caballeros- pero que manejan 9 de cada 10 de nuestros créditos y depósitos y se permiten EREs como los que ahora plantean La Caixa y el Santander. Nada que no puedan afrontar dado que “la banca” gana una media de 2 m/€ por hora.

Queda claro pues en manos de quiénes está nuestro dinero, el futuro de este negocio -en internet- y a quiénes ayudamos para que consigan millonarias cuentas de resultados. Y todo pese a sonoros escándalos económicos, fraudes, retiros multimillonarios, bonos estratosféricos e inyecciones de capital por el Estado para rescatarlos que nunca terminan de devolver.

De lo que ganan sus directivos, una obscenidad, casi mejor no hablar para no cabrearnos.

10 mayo, 2019

Autor/Autora

Feminista, ecologista, de izquierdas (@MaribelMtnez)


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR