Podemos propone una línea de bus circular de barrio que conecte equipamientos y centros sanitarios de Delicias

La formación recuerda que, pese a que el Gobierno Azcón ha recibido casi cien millones extra para movilidad, no ha hecho nada en tres años para mejorar el transporte público

Rivarés posando con el mapa del bus de barrio
Fernando Rivarés. Foto: Podemos Zaragoza.

El portavoz de Podemos en el Ayuntamiento de Zaragoza, Fernando Rivarés, ha presentado este lunes una nueva propuesta para mejorar el transporte público de la ciudad, que se suma a otras como la línea de alta capacidad Este-Oeste o la “imprescindible” reordenación de los autobuses. En este caso la formación morada plantea la puesta en marcha de una nueva línea de autobús eléctrico con tres características principales: circular, sanitario y de barrio. Para este proyecto, se ha optado por el barrio de Delicias por tratarse del más populoso, densificado y envejecido de la ciudad.

Esta nueva línea circular atravesaría todo el “enorme” barrio de Delicias, que a menudo no está bien comunicado entre sí. El principal objetivo es facilitar el traslado de las personas mayores -aunque está abierto a la totalidad de la población- a los centros sanitarios de referencia en el barrio (Hospital Clínico, Centro de Especialidades Inocencio Jiménez, centros de salud Bombarda, Univérsitas, Delicias Norte, Delicias Sur y Parque Roma), así como a centros de convivencia de mayores, centros municipales de servicios sociales o la propia Estación Delicias.

Sería un minibús eléctrico que no se limitaría a atravesar las vías principales del barrio y que “callejearía” para recoger a quienes lo usen lo más cerca posible de su domicilio.

Esta nueva línea contaría con cuatro vehículos eléctricos -dos por sentido-, un horario de servicio de 8.30 a 18.30 horas de lunes a viernes y una frecuencia de 15 minutos. El recorrido sugerido incluye 28 paradas de tal manera que cada persona de Delicias no tenga que recorrer más de 250 metros para coger el autobús. En total, 160.000 kilómetros al año.

Para esta propuesta, el grupo municipal de Podemos ha estudiado modelos de éxito de distintas ciudades, como Barcelona, que creó el servicio de “bus de barrio” en 1998 y actualmente cuenta con 26 líneas, o Las Palmas de Gran Canaria, que tiene dos líneas similares. “El espíritu es el mismo: son autobuses más pequeños, con recorridos más cortos, que circulan por calles más estrechas y menos concurridas, donde no llega el resto del transporte público, para conectarlas con los principales equipamientos públicos”, ha explicado el portavoz de la formación morada. En el caso de Delicias, teniendo en cuenta el número de tarjetas sanitarias, atendería a 96.000 personas, de las cuales 23.539 son mayores de 65 años.

Rivarés ha señalado que Podemos lanzó esta idea ya en 2019, que la llevó a comisión y pleno en 2020 y ahora, ante la “inacción” del Gobierno Azcón, la ha trabajado al detalle con urbanistas, expertos en movilidad y la Asociación Vecinal Manuel Viola de Delicias. Ha reiterado también que este proyecto fue incluido como “prioritario” en el Plan de Barrio de Delicias, desechado por Azcón, y en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible, aún en vigor.

Por último, ha recordado que este nuevo proyecto de movilidad puede financiarse con parte de los 33,5 millones de euros que recibirá el Ayuntamiento de Zaragoza por la deuda del tranvía.

No obstante, ha considerado que esta línea debería estar incluida en el nuevo pliego del autobús urbano, “que debe estar terminado antes de fin de 2022 porque la concesión finaliza en 2023”. “Pero perfectamente creemos en un servicio de gestión pública directa”, ha matizado Rivarés.

“Necesitamos una movilidad urbana verdaderamente útil y adecuada a las necesidades reales del 2022 y las que pueden preverse para el futuro inmediato”, ha recalcado Rivarés.

Asimismo, ha criticado que el transporte público de Zaragoza mantiene “una estructura caducada” que no tiene en cuenta la evolución de los hábitos o las necesidades de la ciudadanía.

Esta es la “razón fundamental” por la que no se recupera el 20% de usos perdidos durante la pandemia. Todo ello a pesar de que el Gobierno Azcón ha recibido “más dinero que ningún otro” para movilidad. Casi cien millones de euros extra con los que no se ha mejorado “absolutamente nada” el transporte público de la ciudad.

“Ni un metro más de trayectos, ni un minuto menos de frecuencia, ni rastro de un nuevo plan de movilidad, ni rastro de la reordenación de líneas de autobús, ni rastro de la tarifa plana para jóvenes y ni rastro del tranvía o línea de alta capacidad este-oeste”, ha concluido.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies