Podemos propone compensar por las tarjetas de transporte "debido a su imposibilidad de uso durante el confinamiento"

La compensación podría realizarse mediante el reintegro de la parte proporcional de la tarifa correspondiente, o bien mediante la ampliación del plazo de uso de la tarjeta afectada y debería correr por cuenta del Ayuntamiento, pero también por cuenta de las empresas concesionarias del servicio de bus urbano y de tranvía, según la formación morada

tranvias movilidad Podemos
Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

El grupo municipal de Podemos en el Ayuntamiento de Zaragoza considera que se debería compensar a las personas titulares de bonos de transporte público mensuales, trimestrales y anuales por "la imposibilidad de utilizarlos durante los más de dos meses de confinamiento por la pandemia de la COVID-19".

Podemos sostiene que a pesar de que tanto el bus urbano como el tranvía han estado funcionando durante el tiempo de cuarentena, "la mayor parte de las personas no han hecho apenas uso de sus servicios -ha descendido en más de un 90%, según datos facilitados por el propio gobierno municipal-, debido a su situación de confinamiento en sus domicilios y la paralización de sus actividades profesionales".

Esta circunstancia determina que haya un desfase evidente, asegura Podemos, entre el coste de los abonos temporales de transporte público y su uso real durante el tiempo de confinamiento.

"El Ayuntamiento debería compensar a las personas afectadas, en proporción al descenso en el uso de sus pases", incide Podemos.

Este grupo municipal indica que los datos sobre la utilización de las tarjetas de transporte están registrados y en poder de los servicios municipales. Por tanto, propone "establecer un índice de compensación y aplicárselo a cada persona usuaria, en función del uso que le haya dado a su pase durante el confinamiento".

Dicha compensación podría realizarse, añade Podemos, mediante el reintegro de la parte proporcional de la tarifa correspondiente, o bien mediante la ampliación del plazo de uso de la tarjeta afectada y debería correr por cuenta del Ayuntamiento, pero también por cuenta de las empresas concesionarias del servicio de bus urbano y de tranvía, "que deben colaborar y asumir parte de las consecuencias de la crisis", señala el portavoz municipal de Podemos, Fernando Rivarés.

"Se trataría -según Rivarés-, de una medida de estricta justicia social, porque no se puede cobrar un dinero por un servicio del que no se ha disfrutado".

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies