Podemos presenta diez propuestas para mejorar el cambio de los usos de los locales comerciales vacíos en Zaragoza

Una de las prioridades para la formación morada es una intervención directa por parte del Ayuntamiento en locales vacíos para su reconversión en espacios de creación cultural, actividades comunitarias, o para cubrir necesidades de los distritos

locales
Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

Las aportaciones que hace el Grupo Municipal de Podemos a la propuesta del equipo de gobierno para cambiar los usos de 2.200 locales vacíos modificando el Plan General de Ordenación Urbana, incluye varios cambios en el articulado y la inclusión de varios anexos que permitan "una transformación real" de los barrios consolidados de la ciudad para mejorar la calidad de vida de los vecinos y vecinas.

“Los cambios de usos de locales vacíos -ha señalado el portavoz del Grupo Municipal, Fernando Rivarés- no pueden limitarse a mejorar el valor de dichos locales en el mercado. En Podemos pensamos que se debe aprovechar este cambio en la normativa para mayores cambios de calado social.”

A juicio del grupo municipal resulta "evidente que hay muchas necesidades de vivienda en la ciudad y que en algunas zonas urbanas ya se están utilizando trasteros y locales como lugares habitacionales, o infraviviendas". Por eso piensan que sus propuestas "van a ayudar y cumplir los objetivos por los que se incluyó esta medida en el Acuerdo por el Futuro de la Ciudad para hacer frente a los efectos del COVID-19".

Propuestas para añadir en forma de anexo

Según Podemos Zaragoza, la aprobación de esta reforma parcial del Plan General debe llegar  acompañada de un Plan de Intervención directo en locales vacíos por parte del Ayuntamiento, que asumirá todos los costes para su reconversión y préstamo o cesión gratuita a entidades sociales de interés municipal, con el fin de dedicarlos a espacios de creación cultural a pymes y autónomos/as culturales, o para proyectos de integración comunitaria y para necesidades solicitadas por las Juntas de Distrito para usos sociales temporales controlados, con un año máximo de cesión renovable.

"Con esta medida se lucha contra los alquileres abusivos, se ayuda al tejido social y cultural, y se revitalizan los barrios más envejecidos", matizan.

Proponen que el Ayuntamiento reserve un local en el que intervendrá directamente para dedicarlo a Oficina Municipal de Asesoramiento Gratuito sobre Instalación de Sistema de Energía Renovable para comunidades vecinales, PYMES, autónomos y particulares, atendida por personas expertas en la materia mediante contratación concursal o convenio con entidades especializadas mediante concurso público.

"La apuesta por un Plan Global de Energía Limpia en Zaragoza, aún inexistente, para tejados y cubiertas que aspire al autoconsumo compartido y la cogeneración de la mayor parte del consumo energético en la ciudad en los próximos cinco años, necesita de la concienciación, la información y el asesoramiento gratuito a la población. Es el Ayuntamiento quien debe prestar ya ese servicio, si de verdad creemos en un cambio de paradigma energético y de lucha contra el cambio climático", afirman.

El catálogo de calles donde los locales no podrán cambiar de usos se deberá consultar con las Juntas de Distrito, ya que el conocimiento de la realidad de cada barrio que tienen estos organismos es mucho mayor. "Las Juntas están infrautilizadas y deberían ser siempre fuente de consulta e información antes de cualquier decisión de calado", inciden.

Propuestas para el cambio en el articulado

Desde la formación morada proponen aumentar el número de metros cuadrados necesarios para convertir un local en vivienda, de 37 a 50. Y que solo pueda ser utilizado para dos personas. "El objetivo es evitar que crezca la infravivienda en la ciudad".

Asimismo, descartar las modificaciones para usos de viviendas turísticas. "Apostamos por un modelo urbano sostenible y que no haga la competencia al sector en la ciudad".

También sugieren delimitar la transformación de locales en aparcamientos a los barrios donde la afluencia de peatones o la escasez de espacio en la vía pública lo requiera, por ejemplo en el Casco Histórico, y no llevarlo a cabo en toda la ciudad.

Piden desde Podemos que exista una reserva de locales vacíos próximos a las zonas comerciales de todos los barrios para reservarlos a almacenes y cubrir las necesidades de los y las comerciantes. En su opinión, esto debe vincularse a la Regulación de Distribución Urbana de Mercancías (DUM) de modo sostenible.

"Queremos que las comunidades de vecinos tengan la última palabra en los cambios de usos de esos locales, y que se permita adaptarlos para uso de las propias comunidades, desde aparcamientos de vehículos de los mismos propietarios, hasta espacios comunes para usos diversos como gimnasios, juegos infantiles, etcétera. Las actuaciones se realizarán con ayudas económicas por tramos, según el valor catastral del inmueble".

Reclaman, además, permiso para anexionar locales a viviendas colindantes superiores (pisos de la primera planta de un edificio) para convertirlas en un dúplex. "Esto puede beneficiar a muchas viviendas demasiado pequeñas en muchos barrios envejecidos y ayudar al asentamiento de población joven", argumentan.

Por último, para el grupo municipal, el aumento de superficie habitable debe ser compensado tal y como marca la norma. "Si no se tienen en cuenta cambio de valor económico, perjudicará fiscalmente al resto de la ciudadanía", concluyen.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies