Podemos exige al gobierno de Azcón que inicie de una vez los trabajos para aprobar la Ordenanza del Ruido

El formación pide reunir ya a los grupos municipales y entidades afectadas y constituir la Mesa del Ruido de Zaragoza de modo permanente y sitúa la elaboración de un mapa de ruidos como paso previo para poder tomar decisiones en cada caso de manera inmediata

ruido
Fernando Rivarés. Foto: Podemos Zaragoza.

A día de hoy, dos meses después de que se aprobara nuestra moción para la tramitación de la Ordenanza del Ruido, seguimos en el mismo punto. No hay ordenanza, no hay citas, no hay tramitación, no hay horizonte de aprobación y siguen multiplicándose los conflictos". El grupo municipal de Podemos en el Ayuntamiento de Zaragoza, en palabras de Fernando Rivares, ha exigido así que se inicie de una vez los trabajos para aprobar la Ordenanza del Ruido, que lleva tres años y medio de retraso.

"El 20 de enero se aprueba una moción de Podemos para iniciar en el plazo de un mes la tramitación de esta ordenanza. El 8 de febrero hay una primera toma de contacto entre los grupos municipales y el gobierno llega al compromiso de hacer la siguiente reunión sumando a las entidades vecinales y colectivos de afectados por el ruido y las asociaciones hosteleras. A día de hoy, dos meses después, seguimos en el mismo punto”, ha insistido el portavoz morado.

La formación urge también a constituir inmediatamente la Mesa del Ruido de Zaragoza de modo permanente y a presentar un Mapa de Ruidos "para poder tomar medidas quirúrgicas adecuadas a cada caso, antes de la propia tramitación, identificando las causas de las fuentes esenciales de ruido, su localización y sus efectos negativos. Esto es realmente fácil y tan esencial como que sin este mapa todo lo demás no funcionaría", ha afirmado Rivarés.

Zaragoza va con retraso en la regulación de la contaminación acústica, incumpliendo desde 2002 la directiva europea y desde 2010 la norma autonómica. “El gobierno de Azcón debería estar ya elaborando el Mapa de Ruido de la ciudad", ha afirmado Rivarés, incluyendo viales urbanos, ocio nocturno, actitudes o costumbres inadecuadas en la recogida de los contenedores de residuos; grandes infraestructuras de transporte: carreteras, ferrocarriles y aeropuerto y los focos de industria.

"Conociendo las zonas sensibles donde las y los vecinos están más expuestos a los niveles sonoros, se podrá hacer el Plan de Acción con las medidas para reducirlo", ha insistido.

Medidas, como la pacificación o reducción del tráfico por determinados puntos, actuaciones con las obras en la calle o la actuación de servicios públicos como los de la recogida de basura o vidrios, cambios en alguna parada de autobús o sustitución por bus eléctrico y actuaciones contra el ruido que generan los veladores o el ocio nocturno.

Asimismo, Podemos también ha pedido que se garantice el cumplimiento de la Ordenanza de Terrazas de Veladores, y la comprobación de la instalación de sonómetros en aquellos lugares que sean obligatorios (mayores de 25 metros) y los horarios de cierre y de recogida de las terrazas.

Y entregar mensualmente a la Comisión de Seguimiento de la Ordenanza información de las infracciones y sanciones por incumplimientos de la Ordenanza reguladora de la instalación de Terrazas de Veladores.

“El ruido es un problema de salud pública, y supone una violación del derecho a la vida privada y familiar del demandante y una violación del domicilio, y es una obligación del Ayuntamiento evitarlos, especialmente los ruidos nocturnos procedentes de los pubs y discotecas y de sus entornos”, ha insistido la formación.

Es por ello que insiste en la urgencia de extremar la vigilancia y la inspección en todos los tramos horarios de la semana, especialmente en la tarde y noche y los fines de semana, procurando que se cumpla la Ordenanza de Terrazas de Veladores, “las terrazas realizan una actividad económica muy importante, en el espacio público que es de todos.

Y lo hacen a un precio mucho más barato que lo que les supondría tener más metros de mesas en el interior de los edificios. Por eso, y porque para que alguien haga un negocio se renuncia a tener más mobiliario público, zonas de aparcamiento o espacio para pasar y pasear, tenemos que ser extraordinariamente rigurosos en el cumplimiento de las normativas que, según los datos de la propia Consejera, hoy no se cumplen”, ha concluido Rivarés.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies