Podemos denuncia el recorte en la participación ciudadana en los barrios rurales

El plazo de presentación de candidaturas a las alcaldías de barrios rurales concluye este viernes. Entonces, se iniciará la recta final de un proceso que, a juicio del Grupo Municipal de Podemos, supone "un severo recorte en las posibilidades de participación e implicación en la vida política y social por parte de las más de 33.000 personas que habitan en estas áreas zaragozanas".

familias
La concejala de Podemos, Amparo Bella, durante un pleno municipal. Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

Para la formación morada, la decisión del gobierno del trifachito de "limitar la elección directa por votación popular a los alcaldes" supone "un claro retroceso en el proceso existente hasta ahora, por el que la vecindad de los barrios rurales elegía de manera directa también a las personas vocales de las juntas".

"Ahora, los alcaldes van a ser elegidos por votación popular. Pero las vocalías de las juntas vecinales serán ocupadas por personas designadas en proporción a la representación de los distintos grupos municipales en el Ayuntamiento de Zaragoza, cercenando así la elección directa por parte de la vecindad", denuncia la concejala responsable de Participación de Podemos, Amparo Bella.

Para Bella, el nuevo sistema "implantado por el gobierno de la derecha radical" supone "un serio recorte en los derechos de la ciudadanía de los barrios rurales, que ve cómo la democracia participativa se queda sólo en una bonita expresión que no se aplica en sus distritos, lo que significa una intolerable marginación por parte del gobierno del derechista radical Azcón".

Podemos recuerda que la implantación de la elección directa de vocales y alcaldes "respondió en su día a una larga reivindicación de la ciudadanía de los barrios rurales y representó una apuesta decidida por su participación en la gestión de las políticas públicas desarrolladas en estos diferenciados entornos zaragozanos, un hecho especialmente importante para unas áreas que cuentan con características urbanas, medioambientales, sociales y humanas específicas, así como con necesidades diferenciadas del resto de la ciudad".

"La elección directa de vocales y alcaldes ha contado en los últimos años con una importante participación vecinal en la mayor parte de los barrios rurales. Su recorte va en contra de la voluntad de la ciudadanía que habita en barrios rurales y supone un empobrecimiento del sistema democrático de participación que debe ofrecerse a todos los habitantes de la ciudad, independientemente de dónde vivan", ha resaltado Amparo Bella.

En opinión de la formación morada, la decisión adoptada por el gobierno PP-Cs y Vox "muestra su talante nada proclive a que la ciudadanía sea la verdadera protagonista del devenir de los barrios rurales", que "ahora quedan seriamente marginados en calidad democrática respecto al resto de la ciudad", apostilla Bella.

"En los barrios rurales zaragozanos la implantación de la elección directa de sus alcaldes y vocales se apreciaba como una gran conquista popular, que había supuesto un serio avance en la participación e implicación de la ciudadanía en la política del distrito", subraya.

"El grupo municipal de Podemos ha defendido en todo momento el mantenimiento del sistema de elección democrática por votación popular de los 14 alcaldes de barrios rurales y de los  vocales de las juntas vecinales. Así lo reclamó ya en el mes de septiembre del pasado año, cuando se intuía que el gobierno de la derecha radical iba a cercenarlo, y así vuelve a reivindicarlo en la actualidad", concluyen.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies