Podemos Binéfar considera un "fracaso" la renuncia del ayuntamiento a los 422.849 euros de subvención para la planta de compostaje

El Ayuntamiento de Binéfar renuncia a la subvención del Ministerio de Transición Ecológica del Gobierno español para la construcción de una planta de compostaje municipal otorgada en 2018 y tendrá que devolver 422.849 euros

Carlos Arroyos, portavoz de Podemos Binéfar.

Podemos considera un "fracaso" la decisión del Ayuntamiento de Binéfar de no construir la planta de compostaje y devolver la subvención aprobada por el Ministerio de Transición Ecológica del Gobierno español en 2018, que dotaba de 422.849 euros al municipio, para construir la que debía ser la primera planta de tratamiento exclusivo de fracción orgánica de residuo municipal (FORM) en Aragón.

La formación morada denuncia la “dejadez, opacidad y falta de compromiso con la sostenibilidad y el cambio climático por parte del ayuntamiento”, en palabras de su portavoz Carlos Arroyos “el ayuntamiento lleva 2 años dilatando cualquier actuación referente a este proyecto para acabar renunciando sin dar explicaciones” y apostilla que “el alcalde renuncia a un proyecto innovador y pionero en Aragón respaldado por el Gobierno de España con excusas vagas, sin diálogo y sin asesoramiento técnico”.

Arroyos recuerda que "el proyecto proviene de la legislatura pasada, con Podemos en el gobierno municipal, y que fue el mejor valorado por parte del Ministerio de Transición Ecológica del Gobierno de España dentro de los Planes de Impulso al Medio Ambiente (PIMA) a nivel estatal, siendo el primero de este tipo en Aragón". El proyecto "se emplazaba en un solar cercano al polígono industrial y ocupaba 1.750 metros cuadrados pudiendo albergar un total de 910 toneladas/año entre biorresiduos y restos vegetales de poda, dando cumplimiento a la Ley 22/2011 de Residuos que establece la recogida separada de residuos orgánicos para municipios de más de 5.000 habitantes a partir de 2020", añade el portavoz.

La subvención recibida "cubría 422.849 euros del total de 670.781,59 euros del proyecto, cubriendo el 63% de los costes y debía servir para la construcción de la planta antes de finales de julio de 2020, sin embargo el alcalde Alfonso Adán solicitó una prórroga de un año que acaba de caducar y tras la cual ha decidido renunciar definitivamente". Desde Podemos recuerdan también como “el alcalde solicitó una nueva prórroga por un año más hasta 2022, pero ante la petición de actuaciones concretas por parte del ministerio ha decidido renunciar, lo cual muestra a las claras como su única intención era dar patada adelante al problema político que le suponía no querer realizar el proyecto y perder la subvención”.

Arroyos mostraba la decepción de Podemos con el PSOE binefarense indicando que “llevan 2 años desoyendo propuestas de colaboración para sacar adelante el proyecto y poniendo excusas contradictorias”. Destaca que “ya desde un inicio se boicoteó el emplazamiento elegido para la planta dando una licencia de actividad que hacía incumplir los requisitos urbanísticos de este tipo de instalaciones” y añade que “tampoco se ha llegado a valorar ni siquiera la compra de otro terreno donde ubicar la planta pese a los constantes requerimientos por parte de Podemos”.

Por otro lado tampoco entienden “la obsesión por parte del equipo de gobierno en decir que es incompatible la construcción por parte del ayuntamiento y la gestión por parte de la Comarca de La Llitera, cuando a todas luces el proyecto es viable y se puede compatibilizar con una gestión comarcal de la planta”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies