Podemos Aragón reivindica los cuidados como sector económico estratégico

Los personas cuidadoras son, en un 83% de los casos, mujeres. Un trabajo poco valorado, invisibilizado y precario. Amparo Bella ha registrado una Proposición No de Ley (PNL) que plantea al Gobierno de Aragón que asuma esta cuestión como eje transversal.

Amparo Bella. Foto: Podemos Aragón

Asumir que los cuidados y la asistencia personal, además de ser una cuestión de justicia de género, es una inversión y un sector a priorizar en clave económica y social”. Esa es la principal motivación de la Proposición No de Ley (PNL) registrada este miércoles en las Cortes de Aragón por la diputada de Podemos, Amparo Bella.

Bella ha destacado que para fomentar este trabajo "eminentemente femenino" y darle valor “hay que apoyar y favorecer la corresponsabilidad de la vida personal, familiar, laboral y social”.

La iniciativa parte de que éste es todavía un trabajo absolutamente precario y asumido mayoritariamente por mujeres (un 83% de las personas que cuidan), a lo que se suma además la falta de cobertura pública y una asistencia de calidad.

“En la actualidad, vivimos una crisis de los cuidados debido a la ruptura de esquemas tradicionales de género con la incorporación de las mujeres a todos los ámbitos de la vida, una falta de implicación de los hombres en las tareas de cuidados y una precarización del mercado laboral que dificulta disponer de tiempo y de dinero para pagar estos servicios”, señalan desde la formación morada.

“Además, el retroceso en las prestaciones y servicios efectivos de la Ley de Dependencia, unido a que los cuidados van a ir en aumento por la mayor esperanza de vida, hacen de ésta una cuestión primordial en las políticas públicas”, añaden. En Aragón, existen 226.000 personas entre 65 y 84 años y más de 51.600 mayores de 85.

Por todo ello, Podemos Aragón insta al Ejecutivo territorial a que elabore un plan de actuación para invertir en el sector de los cuidados, generando empleo, respondiendo a las demandas de los aragoneses y aragonesas y logrando que el sector de los cuidados se convierta en un motor de desarrollo económico y social que contribuya también a asentar población en el medio rural.

Entre las medidas que se plantean, destacan universalizar el derecho de las personas a recibir una atención digna a la dependencia y asistencia a domicilio, garantizar unas ratios adecuadas y plantillas públicas de profesionales en residencias públicas y Centros de Día, y asegurar la cobertura de la cotización de la seguridad social a las personas cuidadoras no profesionales en el entorno familiar.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies