Altavoz

Pobreza por convenio

Se firmará definitivamente el convenio del sector de limpieza de edificios en Zaragoza, aunque con un año de retraso, pues su vigencia finalizó en enero de 2018. Un añito de retrasos que se ahorran las empresas del sector. La subida, sobre todo si la comparamos con la pérdida de poder adquisitivo de los últimos diez...
| 19 febrero, 2019 18.02
Pobreza por convenio
Foto: Uni2.

Se firmará definitivamente el convenio del sector de limpieza de edificios en Zaragoza, aunque con un año de retraso, pues su vigencia finalizó en enero de 2018. Un añito de retrasos que se ahorran las empresas del sector.

La subida, sobre todo si la comparamos con la pérdida de poder adquisitivo de los últimos diez años, casi parece algo: un 5,5% en tres años. En el anterior convenio fue un ridículo 1,7% en dos años y la dinámica ha sido similar desde la apreciable subida de 2008.

Algún día más de vacaciones para quien trabaje seis días a la semana y permisos para tutorías de hijos e hijas. Ese es todo el avance social.

Tampoco cabe esperar mucho entre una clase trabajadora desmovilizada, con una representación sindical débil y una afiliación casi simbólica.

Ampliar la imagen es lo que hace que debamos preocuparnos. Por lo pronto porque no es un sector pequeño, más de 8.000 personas trabajan en la limpieza.

Asimismo más de la mitad de las trabajadoras de la limpieza no lo son a jornada completa, muchas de ellas lo son a media jornada y algunas aún menos. En la práctica esto significa que miles de operarias están cobrando salarios netos muy inferiores al tan citado últimamente salario mínimo (SMI).

Porque el salario base de una limpiadora a tiempo completo será ahora de algo menos de 15.000 euros anuales brutos. En la práctica, tras impuestos, un pelín más del SMI al mes.

Sirve de ejemplo, pero ampliar el foco preocupa más. Convenios como el del Comercio Textil con una subida del 2,8% a tres años, flexibilidad de horarios total y salarios de menos de 1.000 euros da idea de hasta qué punto la figura de la trabajadora pobre se consolida. Trabajadora, sí, porque hablamos de sectores en los que la plantilla femenina es abrumadoramente mayoritaria.

Como mujeres mayormente trabajan en las residencias de mayores, con un convenio estatal que ha crecido con la subida del SMI pues era de 893,15 euros mensuales de salario base en varias categorías. La solución para estas personas es engañar el mes tirando de festivos, nocturnidad y horas extras. El sector de los cuidados, de la dependencia es de los más duros y, al tiempo, peor pagados.

Por otro lado las estadísticas nos dicen que la media de subida de los convenios en 2018 fue de un 2,07%. Las malditas estadísticas. Porque de los 8 millones de personas que se rigen por un convenio colectivo nos encontramos con que muchas parten de convenios que han supuesto en la práctica una congelación salarial de casi 10 años. Eso cuando no se ha rebajado directamente el sueldo.

Partimos de tan abajo que cualquier mejora salarial ridícula parece un éxito.

Queda otra parte del asunto como son las mejoras sociales. En general en España se sigue trabajando por encima de 1.700 horas anuales, se tienen 30 días de vacaciones y se contemplan algunos permisos retribuidos (atención médica, maternidad). Y esto es así, con pequeñas variaciones en el caso de maternidad/paternidad, desde hace décadas.

De hecho la llamada flexibilidad laboral se ha incrementado en los últimos años, especialmente tras la reforma laboral de 2012. Una concesión al trabajo precario y un auténtico regalo para las grandes empresas.

Las variables de movilidad funcional o geográfica de hecho se han endurecido. Con un despido más barato, a ver quien es el que se niega a someterse a ellas.

Se podrían dar muchos datos, mirar cualquier convenio con perspectiva de varios años atrás da vértigo. Interpretar la realidad en su conjunto explica por qué podemos hablar de trabajadores pobres. De aquellos y aquellas que, aún estando sometidos a convenio y teniendo jornada completa, a duras penas llegan a final de mes.

Pobreza real, pobreza ratificada por convenio.

19 febrero, 2019

Autor/Autora

J.M. Marshal. Miembro del programa El Acratador (Radio Topo). http://elacratador.noblezabaturra.org/. Colaborador de AraInfo.


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR