Ecología

Piden la retirada del maíz transgénico MON810, del que Uesca produce el 25% de toda Europa

Varias organizaciones aragonesas y europeas, entre las que se encuentra Ecologistas en Acción, han instado a la Comisión Europea a que retire la autorización del maíz transgénico MON810 cultivado en el Estado español. De las cerca de 130.000 ha que se cultivan, 35.000 se encuentran en Uesca y en las comarcas del Alto Aragón
| 14 mayo, 2016 12.05
Piden la retirada del maíz transgénico MON810, del que Uesca produce el 25% de toda Europa
Foto: F.A.

En su escrito, las organizaciones alertan de que el teosinte, antepasado silvestre del maíz, está invadiendo zonas agrícolas extensas en varios territorios del Estado español y de Aragón donde se cultiva este maíz transgénico insecticida. En el Alto Aragón, según fuentes del Gobierno de Aragón, son en torno a las 700 ha las afectadas por la presencia del teosinte. «Dado que el teosinte y el maíz pueden cruzarse, los transgenes procedentes del MON810 podrían pasar a las poblaciones silvestres de teosinte y dispersarse de forma incontrolable por el medio», advierten.

“Hemos solicitado a la Comisión Europea y al Gobierno español que paralicen el cultivo del MON810. De no ser así, los transgenes pueden pasar al teosinte, haciendo que produzca la toxina Bt. Esto dotaría a esta especie invasora de una ventaja competitiva que podría favorecer su dispersión y permitiría la propagación incontrolada del transgén. Esta posibilidad entraña graves riesgos para los agricultores y para el medio ambiente”, informa María Carrascosa, de la Red de Semillas “Resembrando e Intercambiando”.

Normalmente, el teosinte no se da en Europa, sino en México, centro de origen del maíz y de su pariente silvestre. «No está claro cómo se ha introducido este teosinte en el Estado español, donde se está convirtiendo en una maleza invasiva, con las consiguientes implicaciones económicas para los productores de maíz. El maíz transgénico MON810 es producido por la empresa estadounidense Monsanto, y se cultiva aquí en una superficie de más de 100.000 hectáreas», añade Carrascosa.

Gabriela Vázquez, portavoz de Ecologistas en Acción, denuncia que “el Ministerio de Agricultura y la Comisión Europea conocen la existencia del teosinte pero no han tomado ninguna medida». «Esta situación es insostenible”, critica.

Los productores de plantas transgénicas a los que se han concedido autorizaciones de cultivo en la UE están obligados por ley a hacer un seguimiento de sus riesgos y presentar informes anuales en este sentido. «La información sobre el teosinte debería haberse incluido en estos informes, puesto que es una posible amenaza para los agricultores y para el medio ambiente», asevera Vázquez.

Sin embargo, como han revelado los documentos oficiales publicados por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA por sus siglas en inglés) en abril de 2016, ni Monsanto ni la EFSA mencionan en ningún momento la dispersión del teosinte en Aragón y en el Estado español y sus posibles implicaciones. Las organizaciones firmantes consideran esta omisión inaceptable, especialmente teniendo en cuenta que ya habían informado de este problema a la Comisión Europea y a la Ministra en funciones de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente en febrero de 2016.

“El cultivo del MON810 ha sido permitido hasta la fecha porque en Europa no existían parientes silvestres del maíz que pudieran cruzarse con él y propagar sus transgenes. Pero esta situación ha cambiado ahora completamente”, añade Christoph Then, de Testbiotech.

En la carta conjunta, Amigos de la Tierra, Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos COAG, Ecologistas en Acción, Plataforma Andalucía Libre de Transgénicos, Red de Semillas “Resembrando e Intercambiando”, GeneWatch UK y Testbiotech (Alemania) solicitan a la Comisión Europea que rechace la opinión formulada por la EFSA, que tome medidas para detener el cultivo de MON810 en el Estado español y que retire la autorización de cultivo del maíz MON810 en la UE, «dado que la empresa responsable ha eludido reiteradamente su obligación de aportar información sobre la infestación por teosinte en el Estado y los riesgos que ello supone para los agricultores y el medio ambiente».

14 mayo, 2016

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR