Pedro Sánchez aguanta el golpe del ala más derechista del PSOE

Pedro Sánchez aguanta el pulso al sector crítico y continúa con su plan de convocar un congreso extraordinario del PSOE para llegar a unas primarias que esclarezcan un debate que en estos momentos mantiene el partido roto

Pedro Sánchez en la comparecencia de este viernes en Ferraz.

Pedro Sánchez ha declarado ante los medios de comunicación en la sede del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), en una semana en la que el partido ha entrado en un proceso de ruptura, que si hace unos meses era soterrado, ha emergido en el mismo momento en el que, el todavía secretario general del PSOE, se planteaba un congreso extraordinario del partido y un proceso de primarias.

Sánchez ha comenzado su comparecencia criticando a Mariano Rajoy y al Partido Popular, en primer lugar por señalar al partido socialista del bloqueo político, "parece que toda la culpa es del PSOE", advertía, a la vez que recordaba al PP tres retos que no ha sabido resolver: "la corrupción, la crisis territorial y la crisis económica y social".

Tras esa crítica ha indicido en que desde la ejecutiva del PSOE solo se ven tres opciones, "que gobierne Rajoy sin el apoyo del PSOE, que el partido socialista intente conformar una mayoría parlamentaria para un gobierno de cambio, o ir a unas terceras elecciones, algo que no quiere el PSOE".

Entrando ya a rebatir declaraciones del sector crítico que se han manifestado en contra de su posición, ha advertido que "si el PSOE se abstiene se posicionara en una situación subalterna al PP", aunque también ha incidido que se trata de un debate legítimo, pero que es un debate "que nos está haciendo daño" y que considera "que perjudica a un PSOE que debe ser alternativa al PP".

Afrontar ese debate y llegar a las primarias, ha asegurado que "por primera vez en muchos años", y ha recalcado "por muchos años", será la primera vez que el PSOE tenga una voz única. En ese sentido ha asegurado que "no es un debate menor", asegurando que de lo que se habla es de la posición política del PSOE que desde su punto de vista "tiene que ser claramente definido de izquierdas, con un proyecto autónomo, fuerte y unido".

Además, ha asegurado que comenzará los contactos con otras formaciones políticas, en busca de apoyos de cara un gobierno, con "las fuerzas del cambio", entre las que incluye tanto a Ciudadanos como a Podemos, aunque no podrá ofrecer nada hasta pasado el congreso del partido, previsto para el 23 de octubre.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies