#2015Elecciones20D  Entrevistas  Política

Pedro Arrojo: “Tengo que ser el altavoz de la gente que está peleando”

Aprovechando una visita a Sobrarbe, entrevistamos al diputado de Podemos en el Congreso, Pedro Arrojo. Política -dentro y fuera de las instituciones-, pactos postelectorales o confluencia centran esta primera parte de la conversación
| 11 enero, 2016 09.01
Pedro Arrojo: “Tengo que ser el altavoz de la gente que está peleando”
Pedro Arrojo, en una imagen de archivo. Foto: AraInfo

El pasado martes 5 de enero los diputados aragoneses de Podemos, Jorge Luis Bail y Pedro Arrojo, participaron en un encuentro con sus simpatizantes en L’Aínsa, donde les pidieron compromiso político más allá de las elecciones y profundizaron en algunas cuestiones referentes al territorio, como la gestión del agua o el medioambiente.

Desde AraInfo no quisimos perdernos la oportunidad de charlar más sosegadamente con Arrojo, cuya entrevista publicamos en vídeo en dos tomas. Aquí va la primera, que trata de la política, dentro y fuera de las instituciones.

¿Cuáles son sus referentes en la Cámara baja?

Cuando entras al Congreso desde Aragón, estás obligado a recordarte ‘del abuelo’ [Jose Antonio Labordeta]. Él marcó una forma de hacer política muy sencilla, muy a la aragonesa, muy de no cambiar por estar arriba. Obviamente eso forma parte del acervo de esa nueva política: que no te cambie. Yo ni quiero ser ni seré un político profesional. Voy a estar por un tiempo y luego tienen que venir otros u otras.

Hay gente que sigue pensando que el traspaso del activismo a los partidos debilita el cambio real desde abajo.
Entiendo a la gente que tiene actitud militante, pero desconfía de que las instituciones puedan llegar a ser una palanca que dinamice o que dé fuerza. Ha habido enfoques en los que se ha dicho “usted vóteme a mí y estese tranquilo durante 4 años”. Eso es la política tradicional, tanto de izquierdas como de derechas, y hace que muchísima gente no solo sea escéptica respecto a los políticos, sino también respecto a las instituciones.

Sin embargo, yo tengo la opinión de que hay otra forma de hacer política y de que son necesarios los espacios democráticos que constituimos para gobernarnos, pero deben cambiar, y los tenemos que hacer cambiar desde abajo. La nueva política que hay que hacer no sustituye a la calle sino la complementa y le da fuerza.

Como diputado, puedo tener más visibilidad pública, pero me equivocaría y defraudaría a la gente que me ha votado si pensara que con lo que yo diga se va a arreglar el mundo. Lo que tengo que hacer es de altavoz de la gente que está peleando y que tiene que seguir peleando.

Un posible acuerdo con el PSOE debería ser consultado a la ciudadanía

¿Qué nos puedes decir del panorama político actual? ¿Entrará Podemos en un pacto de gobierno?

No conozco ningún precedente en el mundo en el que en apenas un año, una fuerza recién nacida entre con un 20% de los votos y con un grupo parlamentario potente, que condiciona totalmente lo que vaya a ser. Y lo que va a ser, no es una situación que quede en estado estacionario; esto está evolucionando día a día.

Una opción es un proceso de cambio en el que el Partido Socialista apueste realmente por un plan de emergencia social, que revierta el pasado de recortes y detenga los planes de nuevos recortes que ya está anunciando la troika, y que también aborde el problema de Cataluña, de la unidad de este país de países. Nosotros somos fervientes partidarios de la unidad de España, pero no por imposición.

O se entra en esa lógica y se dialoga sin precisar de momento ninguna línea roja, y entonces Podemos se volcaría, o la otra opción que se está perfilando, también con sectores del PSOE que ya lo han dicho públicamente, es que siga gobernando el PP y que haya gobernabilidad de continuidad, con nuevos recortes e ignorando los problemas con Cataluña.

Visto que eso suscitaría reacciones fuertes en la opinión pública, en unas nuevas elecciones Podemos dará otro empujón y ya veremos hasta donde llega la marea. Y si no hay elecciones pues seguirá el proceso político y haremos una oposición constructiva, leal y trabajaremos desde el Parlamento y desde la calle.

¿Preguntará su partido a las bases, como hizo la CUP, antes de tomar una decisión?

Las decisiones que Podemos ha ido tomando, o bien eran programáticas y se llevaban a efecto, o bien se sometían a discusión o votación a través de la red. En los debates puede votar todo el mundo, no solo los inscritos en el partido o gente que colabore económicamente, cualquiera tiene derecho decidir. Por lo tanto, si hubiera una decisión novedosa, con toda seguridad se llevaría a consulta de las bases y de la ciudadanía en general.

Me refería concretamente al posible acuerdo de gobierno con el PSOE.

Sí, yo entiendo sí, porque no estaba explicitado en el programa y es una decisión importante que debería ser consultada a la ciudadanía.

En Podemos se han hecho esfuerzos importantes para la confluencia, pero insuficientes

¿Cómo valoras los procesos de confluencia de partidos que se han dado en Aragón y en el resto del Estado?

Llevo desde mucho antes de que existiera Podemos luchando y trabajando con mucha otra gente por la unidad de las fuerzas de cambio. Para mí es una historia antigua en la que voy a seguir peleando, esté en Podemos o no. De hecho ya lo dije en la campaña y lo he mantenido con rigor, de mi boca no saldrán ni una crítica y menos un ataque hacia compañeros de IU y CHA, ni responderé a sus ataques, que fueron en algún momento muy amargos. No lo hice, ni lo haré ahora porque el reto de la convergencia sigue vigente.

A nivel estatal se consiguió dar un avance importante. En Galicia, en Cataluña, en Valencia… y en Aragón se estuvo a un paso. Se tenía un preacuerdo y hubo un paso atrás de última hora. Sin embargo el Alto Aragón decidió por aplastante tirar adelante y el resultado fue positivo: Jorge Luis de diputado, y no era de Podemos.

Desde Podemos se han hecho esfuerzos importantes, aunque insuficientes probablemente porque hemos fracasado en este sentido. Y no digo que la culpa sea de otros, porque el fracaso también es nuestro, dentro del éxito importante que han sido estas elecciones pasadas.

En las siguientes, si las hubiera a corto o medio plazo, tenemos que ser capaces [de llegar a la confluencia]. No solo por siglas políticas como CHA o IU, sino por un montón de gente que no es de nada y que si nos ve divididos se les rompe el alma. Se pierde mucho voto y mucha energía, por eso hay que dar el empujón final y eso puede suponer, junto con toda la dinámica general del país, que podemos situarnos en unas futuras elecciones en posibilidad de formar gobierno. No estamos lejos de esa posibilidad, parece mentira.

11 enero, 2016

Autor/Autora

Jorge Millaruelo. Miembro del Consello d´AraInfo. @maikllaguer


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR