Deportes

Pablo Zamora gana el XXII Descenso Internacional del Cinca en Piragua

El conquense se impuso este domingo en un apretado final en Mequinensa a los K2 de Manuel y Víctor Craviotto y de Pablo Colomo y Martín Otazu
| 27 agosto, 2019 17.08
Pablo Zamora gana el XXII Descenso Internacional del Cinca en Piragua
Foto: Ayuntamiento de Mequinensa

Por segunda vez en la historia, y tras cinco años, un K1 gana el Descenso Internacional del Cinca en Piraguas en la que participaron cerca de 650 palistas entre modalidad de competición y la popular. Pablo Zamora del Club Piragüismo “Las Grajas” de Cuenca fue el primero en cruzar la meta en la vigésimo segunda edición de esta prueba que une las localidades del Fraga, Torrent d’a Cinca y Mequinensa. El conquense invirtió un tiempo de 1 hora 20 minutos y 16 segundos en recorrer los 19 kilómetros de recorrido.

Como ya ocurriera el año pasado el podio se decidió en los últimos metros en un apretado final en el que Zamora, que ya había participado en anteriores ediciones del Descenso, se jugó la victoria final con los K2 de Manuel y Víctor Craviotto, del Sícoris Club de Lleida, y de Pablo Colomo y Martín Otazu, del Club Piragüismo Pamplona, que ocuparon la segunda y tercera plaza.

En categoría femenina Ares Izard y Alba Juanes, del Sícoris Club de Lleida, fueron las primeras en cruzar la meta mientras que Sonia Arcos y Moisés Grualva, del Club Piragüismo Pamplona, lo hicieron en categoría mixta. El Sícoris Club de Lleida se impuso, por segundo año consecutivo, en la clasificación por equipos seguido del Club Natación Helios de Zaragoza y del Club Piragüismo Pamplona que fue tercero empatado a puntos con el cuarto clasificado, el Scooter Club Algemesí de València. En lo que respecta a la modalidad popular la embarcación de Jordi y Silvia Florensa fueron los primeros en llegar a meta lo que les valió ganar un lote de productos artesanos de Miel “La Galinda”.

El XXII Descenso Internacional del Cinca en Piraguas se diputó este pasado domingo sin incidentes remarcables gracias al amplio dispositivo de seguridad formado por 400 personas entre profesionales y voluntarios y voluntarias en una calurosa mañana. La prueba estuvo marcada por el poco caudal del Cinca que causó embotellamientos en el conocido como rápido de “La lavadora”, al reducirse la zona de paso, y por la presencia de macrófitos en la zona de llegada, que obligó a desplazar la línea de meta.

Antes de la entrega de premios, Juan Rodrigo recibió el premio “Valores del Cinca” que este año recayó en Cruz Roja, entidad que preside a nivel de la zona de Uesca. Un galardón que otorga la organización de la prueba por “su constante apoyo en el dispositivo de seguridad y trabajo con los organizadores de la prueba deportiva prácticamente desde sus inicios, que han permitido incluir mejoras constantes en cada edición”.

27 agosto, 2019

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR