#SARGAenlucha  Economía

OSTA: «Un Gobierno de Aragón que no dice la verdad y una dirección de Sarga que utiliza la opacidad como estrategia»

Desde la Federación de Trabajadores de Servicios Publicos (FTSP) de la Organización Sindical de Trabajadores de Aragón (OSTA) y desde la Sección Sindical en SARGA  critican, en una nota de prensa, al Gobierno de Aragón «por no decir la verdad sobre SARGA y a la Dirección de SARGA por su falta de transparencia». «La posición...
| 28 noviembre, 2012 09.11

Foto: CCOO

Desde la Federación de Trabajadores de Servicios Publicos (FTSP) de la Organización Sindical de Trabajadores de Aragón (OSTA) y desde la Sección Sindical en SARGA  critican, en una nota de prensa, al Gobierno de Aragón «por no decir la verdad sobre SARGA y a la Dirección de SARGA por su falta de transparencia». «La posición de OSTA y de la plantilla de SARGA es clara: defender los acuerdos alcanzados en agosto de 2012 y defender el empleo por encima de todo».

NdP.- Zaragoza, 27 de noviembre de 2012 | Desde OSTA estamos cansados de ver como la nueva dirección de la sociedad pública SARGA, surgida tras la fusión de Sirasa y Sodemasa, mantienen ocultos sus planes de futuro y se esconden detrás de decisiones políticas de un Gobierno aragonés que no dice la verdad.

Pero el juego a dos bandas que siguen llevando el Gobierno y SARGA, dándose la mano para actuar juntos y coordinados y, al mismo tiempo, sacándose de encima responsabilidades culpando al otro, sólo les sirve ya para autoengañanse y, eso sí, tratar de engañar a la opinión pública. Porque ningún trabajador o trabajadora de la sociedad pública confía ni cree en lo que ambos dicen.

Un Gobierno que hace lo contrario de lo que dice

Al Gobierno se le llena la boca política al decir que una de sus máximas preocupaciones es el empleo, que no se pierdan puestos de trabajo. No dice la verdad, pero ya son conscientes de que no nos creemos sus palabras. Ya no es que no hagan nada para favorecer la creación de empleo, sino que con sus decisiones en materia de personal de la Administración Pública y con los tremendos recortes a algunas empresas públicas, el número de parados puede aumentar mucho en los próximos meses.

Falta a la verdad el Consejero Lobón, ya que ha repetido en varias ocasiones que “la fusión no resultaría traumática en términos de empleo y que los despidos afectarían ante todo a las cúpulas directivas”. 6,4 millones de euros menos en materia de personal, y sin que afecte en nada a las “cúpulas directivas”, si creará una situación traumática.

Tal y como publicó un medio de comunicación escrita, el consejero de Economía dijo en el Pleno de las Cortes el pasado 23 de noviembre que los ajustes en materia de personal serán «mínimos». Francisco Bono también dijo desconocer el dato de 6,4 millones de euros menos en materia de personal. ¿Como puede decir que no conoce las cifras de su propio presupuesto? Sólo se entiende si el presupuesto no lo prepara él, sino SARGA. Es una parte más del juego.

También avanzó que cualquier medida será «previamente» pactada con los representantes de los trabajadores. Nadie se ha reunido con OSTA para explicarnos los efectos del recorte presupuestario. A la representación sindical no se le está informando de nada. Además le queremos hacer una corrección a su expresión: con nosotros “se negocia” porque así lo dice la ley, no “se pacta”.

Una empresa que juega a ser el mero ejecutor

SARGA ya está dejando caer que ellos no fueron firmantes de los acuerdos alcanzados el 1 de agosto de 2012 que desarrolla los meses de trabajo del operativo de prevención y extinción de incendios, en cumplimiento de la Ley de Montes, y la planificación de la gestión de los Espacios Naturales Protegidos, cuyo desarrollo llega hasta el 2015. Decían que no querían ser responsables de un posible incumplimiento. Es decir, un intento de mirar temporalmente para otro lado como estrategia para actuar “falsamente” en contra de quien le pone el dinero y que si firmó, el Gobierno de Aragón.

Es el juego coordinado de saber quien toma cada decisión en cada momento (si el Gobierno o la sociedad pública) para intentar escurrir el bulto y machacar a los trabajadores. Un Gobierno que acuerda las condiciones pero que se escuda en que es la sociedad pública y la “autonomía” de su Consejo de Administración la que decidirá. Y una sociedad pública que no se compromete pero que aplicará un ERE porque el Gobierno no le da dinero para desarrollar su labor como hasta ahora.

A los trabajadores nos tocará nuevamente discutir en dos foros diferentes. Siempre les ha interesado esta negociación a tres bandas. Pero tienen que tener claro que los trabajadores nos vamos a defender contra los dos: contra un Gobierno que miente y contra una sociedad pública que, con implacable brazo de hierro, querrá poner cara de mero ejecutor de órdenes y decisiones superiores.

En los presupuestos de SARGA para 2013 hay casi 6,4 millones de euros menos en gastos de personal, un 19,67% menos. Si en el proceso de fusión no han recortado ni un euro en los puestos directivos, ya que a pesar de pasar de 22 personas a 10, a los “no elegidos” los ha colocado en un nivel inferior manteniéndoles los mismos altísimos sueldos que tenían en sus empresas; Si el Consejero de Agricultura quiere “cumplir su palabra” y no afecta al operativo de prevención y extinción de incendios; Si el Consejero de Economía dice que los ajustes en materia de personal serán «mínimos»¿Dónde van a aplicar dicho recorte? ¿Por qué deja a cero la partida de “provisiones” siendo esta la utilizada para pagar indemnizaciones en una posible presentación de un ERE? Si presentan un ERE con 300 despidos ¿Dónde esta la parte no “traumática” que decía el Consejero?

Un Gobierno y una empresa que anteponen lo privado a lo público

Mirando los presupuestos de SARGA para el 2013 se observa que el dinero destinado a gastos de personal es casi idéntico al que se va a destinar a “trabajos realizados por otras empresas”.

Es increíble que una empresa pública externalice a otras empresas lo que podría desarrollar con su propio personal. Por que eso es lo que hace SARGA, con el permiso del Gobierno de Aragón.

Por ejemplo, en su servicio de recogida de cadáveres de animales muertos en explotaciones de Aragón, se subcontrata en muchas zonas este servicio a empresas, a autónomos (y no pocos) que no respetan ni protocolos, ni horas de trabajo, pero que les adjudican las zonas con mayor concentración de granjas para demostrar su rentabilidad, al ser granjas más grandes en las que se recogen más kilos haciendo menos kilómetros. Todo en detrimento de los propios trabajadores de SARGA, a los que les encargan el doble de avisos pero en granjas más dispersas, realizando el doble de kilómetros y recogiendo menos kilos por recogida.

Es decir, se está privatizando poco a poco un servicio que debería realizar directamente la sociedad pública con su propio personal y sus medios propios. Para el 2013 se incrementa su partida un 8,53% (la única que crece en todo el presupuesto), mientras que la cifra de negocio se reduce un 6,22%. Y no es que sea incomprensible, sino que es claramente su estrategia a medio y largo plazo. Es una gota más de este Gobierno que apuesta por desacreditar lo público, apostar por la privatización, por la gestión privada.

¿Hay entre medio intermediarios, favores o “concesiones políticas” hacia terceros? ¿Va a permitir el Gobierno de Aragón un solo despido de un trabajador de la sociedad pública por el hecho de que su trabajo lo haga alguien ajeno a SARGA? ¿Es esta una de las fórmulas de “colaboración público-privada” que tantas veces nos menciona el Gobierno?

Una empresa con absoluta falta de transparencia

La representación de los trabajadores de SARGA hemos pedido insistentemente al Director Gerente que nos informe. Por escrito en varias ocasiones, verbalmente en las reuniones, a través de las Secciones Sindicales, a través de los Comités Intercentros de Sodemasa y Sirasa, etc…

Pero nos tenemos que agarrar a la información obtenida del BORME, a la publicada en la Web del Gobierno de Aragón, a la información aparecida en prensa. Si con esto SARGA pretende desacreditar a la representación sindical y evitar así la movilización de la plantilla, se equivoca. Porque la representación sindical informaremos de lo que sabemos y los trabajadores y trabajadoras saben perfectamente contra quien nos enfrentamos. Aun así es vergonzoso que una empresa pública utilice la “desinformación” como estrategia de negociación.

Probablemente SARGA sea la primera empresa que utilizará el nuevo reglamento de ERE´s. Pero ya hemos repetido en diferentes comunicados nuestra posición en este ataque a la plantilla: la defensa del empleo por encima de todo.

Así que exigimos tanto el Gobierno de Aragón como a SARGA que dejen de faltar a la verdad, que empiecen a ser transparentes y que se olviden del juego pactado al que nos quieren acostumbrar, ya que con lo que se van a encontrar es con una plantilla dispuesta a defender sus puestos de trabajo.

28 noviembre, 2012

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR