OSTA, MIT y CGT protestan por la modificación "unilateral" de la jornada de trabajo en Caladero

Los sindicatos del comité de empresa se concentrarán este jueves en la fábrica de Zaragoza y "en caso de no llegar a un acuerdo que legalice esta situación" continuarán con las movilizaciones

Los sindicatos OSTA, MIT y CGT del comité de empresa de Caladero se concentrarán este jueves, 13 de enero, de 13.10 a 13.40 y de 14.10 a 14.30 en la entrada de la fábrica en Zaragoza. La protesta es contra la "implantación del proyecto MISLATA que modifica la jornada de trabajo y su distribución, de una manera unilateral por parte de la empresa", afirman en una nota de prensa.

Este proyecto "implica la modificación e implantación de una jornada de lunes a domingo sin que exista un acuerdo con la representación legal de las y los trabajadores", lo cual "incumple y vulnera la legislación vigente que establece el convenio colectivo de conservas, semiconservas, ahumados, cocidos, secados, elaborados, salazones, aceite y harina de pescados y mariscos", que "regula de una manera muy clara la obligatoriedad de un acuerdo con la representación legal de las y los trabajadores para prolongar la jornada más allá del sábado a las 14.00 horas", explican los sindicatos.

OSTA, MIT y CGT recuerdan que ya se convocaron concentraciones en la puerta de la empresa los pasados 23 y 30 de diciembre para reivindicar que "se cumpla el marco legal que marca el convenio", aunque finalmente se suspendieron, por parte de los convocantes, por "intentar llegar a un acuerdo que fuese beneficioso para la plantilla y que paralizase el conflicto y las movilizaciones, respetando la buena fe negociadora".

"Este redactado de acuerdo que presentó la totalidad del comité de empresa, simplemente recogía la temporalidad y excepcionalidad que la empresa ha comunicado para este proyecto, así como recoger y respetar las condiciones de los pactos vigentes en Caladero", añade la nota.

Según los sindicato, "por parte de la empresa, en ya dos ocasiones, se ha rechazado y han roto negociaciones", lo que hace que OSTA, MIT y CGT "vuelvan a retomar las concentraciones en la puerta de Caladero".

Desde OSTA entienden que "la plantilla tiene derecho a conciliar su vida laboral y familiar con una remuneración acorde al esfuerzo que van a realizar", además de "cumplir con la legalidad vigente y respetar a la representación legal de las y los trabajadores". Además, desde OSTA, manifiestan que toda esta situación es "una estrategia, por parte de la empresa, para que una vez iniciado, en una segunda fase aplicarlo a toda la plantilla de manera forzosa, ya que hasta ahora se cubre con voluntarios".

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies