Nuevas grietas en la ladera derecha de Yesa

Frente a las declaraciones triunfalistas de la CHE, se impone la realidad: que el deslizamiento de la ladera no se detiene. La Iniciativa Ciudadana “Yesa+NO” y la Asociación Río Aragón, quieren transmitir: Que han aparecido nuevas grietas en la ladera derecha, lo que demuestra que el deslizamiento no se ha detenido, a pesar de las continuas declaraciones de la CHE en sentido contrario, intentando transmitir una tranquilidad no basada en la realidad -ver foto tomada ayer viernes 21 de junio-. Pese a que los geólogos avisan de que la ladera derecha de la cerrada de Yesa no va a dejar …

Foto: Río Aragón
Archivo | Foto: Río Aragón
Foto: Río Aragón
Foto: Río Aragón | 21 de junio de 2013

Frente a las declaraciones triunfalistas de la CHE, se impone la realidad: que el deslizamiento de la ladera no se detiene. La Iniciativa Ciudadana “Yesa+NO” y la Asociación Río Aragón, quieren transmitir:

Que han aparecido nuevas grietas en la ladera derecha, lo que demuestra que el deslizamiento no se ha detenido, a pesar de las continuas declaraciones de la CHE en sentido contrario, intentando transmitir una tranquilidad no basada en la realidad -ver foto tomada ayer viernes 21 de junio-.

Pese a que los geólogos avisan de que la ladera derecha de la cerrada de Yesa no va a dejar de moverse, las autoridades competentes se afanan en difundir que la ladera se ha estabilizado, cuando eso no es verdad. Se desconoce el carácter geológico de la cerrada y el volumen deslizado es enorme -estimado en más de 5 hm3 de tierra-. Tanto las condiciones meteorológicas, como la explotación de la presa o las propias obras, pueden reactivar el deslizamiento.

Pese a no saber el momento en el que esto ocurrirá, si mañana o dentro de 50 años, es una grave temeridad arriesgarse a lo que pueda ocurrir si se reactiva. Que el hecho de que el presidente de la CHE, Xabier de Pedro, se haya negado a declarar ante las Cortes de Aragón y el parlamento de Nafarroa es una muestra más de que la CHE no quiere dar la cara ante los representantes elegidos por los ciudadanos, siguiendo con el ocultismo. Sólo responden bajo presión entregando información a medida de sus intereses, cocinada y masticada.

La situación, provocada principalmente por sus obras, en febrero fue tan crítica como para subir dos niveles el estado de emergencia (de nivel inexistente, que es el normal en cualquier presa fuera de peligro, a “nivel 0”, que ya entraña riesgo, y a “nivel 1”) basándose en el plan de emergencia de la presa del que acabamos de conocer su existencia.

El Presidente de la CHE y la dirección de obra deben ser apartados de sus cargos. Llevan 12 años de obras sin haber avanzado prácticamente nada, aumentando escandalosamente un 320% el presupuesto inicial y han dejado prácticamente inútil la presa actual, poniendo en riesgo la vida de las personas aguas abajo.

Que en su comparecencia el Ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, en el Congreso de los Diputados el miércoles 19 de junio al referirse a lo ocurrido en la ladera derecha como “pequeño deslizamiento” miente e intenta confundir, actitud que dista mucho de la responsabilidad con la que una persona de su cargo debería actuar. Pretender seguir invirtiendo dinero público en las obras de recrecimiento es malgastar nuestro dinero en una obra sin final, pues cada vez que tocan algo, se viene abajo.

  • Que la única solución cabal al problema de la presa de Yesa pasa por:
  • La paralización de las obras de recrecimiento.
  • El desembalse cautelar hasta una cota segura.
  • Un estudio en profundidad de la composición geológica de la cerrada de Yesa.
  • Una mesa multidisciplinar de expertos independientes que analicen todos los datos existentes sobre el entrono de la presa con el objetivo de buscar una solución para la presa actual.
  • La puesta en marcha de las alternativas al recrecimiento.

Que la manifestación del sábado 15 de junio en Zangoza-Sangüesa fue un éxito rotundo de convocatoria, superando los 4000 manifestantes en una jornada histórica, que sienta un precedente del que las autoridades deberían tomar nota. Las poblaciones afectadas tanto de aguas arriba como de aguas abajo de la presa de Yesa demostraron con su presencia que el rechazo a esta obra de recrecimiento es mayoritario.

Un cálido agradecimiento a todos los participantes y a los 60 colectivos, plataformas, partidos, grupos culturales y ayuntamientos que rubricaron el manifiesto de apoyo. Entre todos y todas conseguimos rodear Zangoza-Sangüesa de forma participativa e imaginativa, demostrando saber estar a la altura de las circunstancias.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies