Altavoz

Nos siguen matando

| 14 enero, 2019 09.01

En unos pocos días, si nada lo remedia será el 16 de enero, asistiremos al desembarco oficial de las hordas fascistas en las instituciones democráticas.

Dicho de esta forma suena muy deprimente, aunque lo verdaderamente descorazonador es comprobar que nuestras sospechas se van confirmando: murió Franco pero sobrevivió el franquismo.

En realidad la sorpresa no es tanta, tras unos años de oculta permanencia dentro de los órganos oficiales del “fraguismo nacional católico” las corrientes más reaccionarias han acabado abriéndose paso entre la maraña de demócratas de medio pelo que habitan entre nosotros.

Una serie de acontecimientos casuales han acabado abriendo las puertas de par en par a individuos como Abascal u Ortega Smith.

Estos personajes resultan muestras claras de lo mismo que denuncian.

Elementos expertos en medrar a la sombra de la protección oficial propugnan descapitalizar el Estado empequeñeciéndolo para beneficio propio.

Personajes de la calaña de Herman Terch, Sánchez Dragó, Inda, Marhuenda o Jiménez Losantos  son un claro ejemplo de la desfachatez profesional que adorna a los vendidos medios de desinformación.

Otros han aprendido a aprovechar las denominadas mamandurrias que ellos mismos implantan o los chiringuitos que crean para sus colegas. Sin el mínimo pudor amparan las desvergüenzas propias.

El presidente de VOX ya ha reconocido que disfrutó de una de los momios creados para los niños mimados de la lideresa. Al amparo de Esperanza Aguirre aparece una nueva rana que croa fuera del charco o canta otras “mamonadas” hechas a medida de la boca del mamoncito.

Chupar debía de hacerlo con fruición porque necesitaba un estipendio por encima de los 80.000 euros anuales para que al chico no le faltara de nada.

Es lo que tiene ser amigo-protegido de Aguirre; una de las mayores desvergonzadas políticas que han salido de las cloacas del Partido Popular al calor de Fraga y Aznar. O sea del franquismo más rancio.

Cuando se escriben estas líneas llega la noticia del asesinato de Leonor, la segunda mujer asesinada en lo que llevamos de año 2019.

VOX seguirá con su cantinela de derogar la ley de violencia de género y Casado les hará el juego para denominarla ley de violencia doméstica.

Las mujeres mueren por el hecho de serlo aunque semovientes del calibre de Francisco Serrano sigan ladrando estupideces. Naturalmente que todas las muertes son iguales ¡Faltaría más! Pero ningún hombre es violado por ser hombre, ni acosado, ni abusado, ni maltratado ¡Por supuesto que es necesaria una ley de protección para cualquier grupo social especialmente expuesto!

Afortunadamente Serrano ha sido separado de la carrera judicial ¿Qué pasa por la cabeza de un jurista cuando es capaz de negar la necesidad de proteger a los colectivos frágiles?

Lamentablemente ha desembarcado en la política andaluza con sus viejas ideas de homofobia, machismo  y xenofobia ultra montana.

Su vieja receta es culpar de las muertes a los inmigrantes y la situación de indefensión a causas estructurales originadas por los movimientos feministas ¡Infamias de un descerebrado!

Resultan poco creíbles los gestos de extrañeza ante la aparición del partido ultra cuando era sabido que habitaban en los salones del PP y Ciudadanos.

No, no han aparecido de repente, ahora se han quitado la careta para salir a la palestra a cobrar su impuesto revolucionario.

Por cierto; un impuesto parecido al que han recaudado de grupos iraníes aunque se envuelvan en la bandera de España.

Con un ejercicio simple de coherencia la democracia les podría poner en el lugar que les corresponde.

La ONU hace tiempo que dictaminó que los crímenes de lesa humanidad no prescriben.

La negación de un genocidio de las características del franquista es un crimen de lesa humanidad, la justificación del levantamiento de un traidor es un crimen de lesa humanidad y ocasionar la indefensión del colectivo especialmente vulnerable como son las mujeres – con las dramáticas consecuencias que acarrea – tendría que ser un delito de lesa humanidad.

¿Para cuándo el juicio a los responsables de ningunear el terrorismo de género que ha ocasionado más muertes en 15 años que los ocasionados por ETA durante 50?

La fiscalía no va a intervenir de oficio y el oficio de los jueces parece que no tiene nada que ver con la justicia.

14 enero, 2019

Autor/Autora

José Antonio Luque, es socio de MHUEL (@MHUEL_), analista social y colaborador de AraInfo.


Vimeo
Ocurrió un error. Comprueba que el id 1756922 corresponde a un 0 y que existe.
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR