#LeyMordaza  Mundo

No Somos Delito denuncia que la reforma de la Ley Mordaza es una estrategia de maquillaje

Recuerdan que no es necesaria una Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana, ya que la mayor parte de los hechos regulados en la LPSC ya están contemplados en otras normas. Asimismo, añade que urge una normativa respetuosa con los derechos fundamentales que rompa definitivamente con la falsa dicotomía entre seguridad y libertad.
| 19 octubre, 2018 11.10
No Somos Delito denuncia que la reforma de la Ley Mordaza es una estrategia de maquillaje
Foto: No Somos Delito

Tras darse a conocer que el Gobierno español no derogará la Ley Mordaza sino que revisará la norma para poner fin a las “diferencias de criterio” a la hora de aplicarla, No Somos Delito ha pedido que el trámite en el Congreso de la Ley Mordaza no sea otro gesto simbólico y que dé lugar a un nuevo texto que proteja los derechos de la ciudadanía.

Desde antes de la aprobación de la actual Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana, conocida popularmente como Ley Mordaza, ha existido un gran consenso social y político en su contra. Gran parte de los partidos políticos de la oposición se comprometieron ya en febrero de 2015 a su derogación tan pronto como la «matemática parlamentaria» lo permitiera.

Sin embargo, más de 3 años y medio después de su aprobación, después de más de 2 años de la actual legislatura y tras 4 meses de Gobierno del Partido Socialista, todavía sigue en vigor una de las leyes que más ha perjudicado a los derechos de reunión y asociación y a la libertad de expresión en el estado español.

Por tanto, la creación de una agenda de trabajo por parte de la Comisión Interior para la reforma definitiva de esta Ley que se anunció la semana pasada “debería ser una buena noticia”, sin embargo, desde la plataforma ven con más preocupación que esperanza las últimas noticias. Preocupación porque la anunciada derogación de la Ley Mordaza se convierta en otro gesto simbólico, y que la próxima Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana no sea más que una Ley Mordaza decorada con carmín”.

Por su parte, la secretaria de Estado de Seguridad, Ana Botella, ha explicado que es necesario realizar algunos cambios que eviten “desproporcionalidades y situaciones extremas” mientras se tramita el recurso presentado.

Desde la presentación de los textos de las dos iniciativas parlamentarias que actualmente se están debatiendo, No Somos Delito ha criticado lo reducido de las reformas planteadas por el PSOE y el PNV. En las Jornadas Parlamentarias del pasado 5 de julio, demandaron junto a 15 organizaciones y colectivos de la Sociedad Civil y ante los grupos parlamentarios una normativa respetuosa con los derechos fundamentales que rompiera definitivamente con la falsa dicotomía entre seguridad y libertad.

Esta nueva norma debería modificar algunos de los derechos como el de manifestación regulando el derecho de manifestación espontánea, el de libertad de expresión mediante la derogación de las faltas de respeto, el derecho de documentación derogando la infracción por uso de imágenes de FCSE, el derecho de tránsito erradicando las redadas racistas y derecho a la intimidad que prohiba los cacheos con desnudo.

Por desgracia, la llegada del PSOE al Gobierno no sólo ha significado dejar atrás su promesa electoral de derogar completamente la Ley Mordaza, si no que parece que ahora renuncia a eliminar parte del articulado sobre el que el mismo PSOE presentó un recurso en 2015 al Tribunal Constitucional”, subrayan.

Asimismo, consideran que “no es de recibo” que un partido que recurrió las devoluciones en caliente, espere ahora a conocer el resultado de un recurso a favor de estas mismas expulsiones sumarias que presentó el anterior Gobierno del PP ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH). “Esta normativa no es más que un ataque a los Derechos Humanos y otros tratados internacionales de asilo y refugio que es lo que suponen las deportaciones sumarias”, aclaran.

Tampoco que se filtre su intención de ampliar la aplicación de la sanción por «Falta de Respeto a la Autoridad» a cualquier actuación de los agentes en el ejercicio de su autoridad y no sólo a las de protección de la seguridad ciudadana, o que en vez de eliminar los castigos por la difusión de imágenes de la Policía “sólo se les pida que justiquen en los atestados por qué la difusión de estas imágenes pone en peligro su seguridad personal o el éxito de los operativos”, añaden.

Por otro lado, No Somos Delito ve como positivas las medidas anunciadas en el acuerdo Presupuestario 2019 entre el Gobierno y Unidos Podemos. Sin embargo, la reforma del Código Penal no debe quedarse en esas «medidas de mínimos, debe hacerse un cambio de mayor calado y de profundidad y no sólo de los artículos que actualmente se encuentran en la agenda mediática por las sentencias desproporcionadas o por las denuncias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos”.

Desde la Plataforma No Somos Delito recuerdan que no es necesaria una Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana, ya que la mayor parte de los hechos regulados en la LPSC ya están contemplados en otras normas. Asimismo, añade que urge derogar los delitos que permiten que se condene a personas por enaltecimiento del terrorismo, delitos de injurias a la Corona y/o de ofensa a los sentimientos religiosos por hacer canciones y escribir tuits.

19 octubre, 2018

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR