No dixez morir la mía voz

ARREDOL | Pocos de vusatros, lectors, hevaz sentiu antes esta voz tremolosa, encara que soz aragoneses; estes rengllons, lectors, estan escritos en aragonés. Mirá-to-los ben, paladeaz cada sílaba, entonaz con lentitud cada una de las frases; fén caso a los pronósticos de la Union Europea i la Unesco, talment mai tornez a sentir-lo. Vusatros, lectors, no teniz culpa: la necesidat d’una pedagogia del entendimiento i el mutuo respecto, construida desde las institucions políticas i educativas, é manifiesta; tamé é evident que, per desgracia, mai la hi hem sabiu construir. La nueva Llei de Llenguas impulsada pel PP i el PAR …

Foto: Artebielsa
Foto: Artebielsa

ARREDOL | Pocos de vusatros, lectors, hevaz sentiu antes esta voz tremolosa, encara que soz aragoneses; estes rengllons, lectors, estan escritos en aragonés. Mirá-to-los ben, paladeaz cada sílaba, entonaz con lentitud cada una de las frases; fén caso a los pronósticos de la Union Europea i la Unesco, talment mai tornez a sentir-lo. Vusatros, lectors, no teniz culpa: la necesidat d’una pedagogia del entendimiento i el mutuo respecto, construida desde las institucions políticas i educativas, é manifiesta; tamé é evident que, per desgracia, mai la hi hem sabiu construir. La nueva Llei de Llenguas impulsada pel PP i el PAR é una muestra més d’esta terrible carencia: presos d’una catalanofobia paranoica, lamentablement compartida per buena part de la sociedat aragonesa actual, ambas formacions acaban d’asestar el tiro de gracia a l’aragonés. Puet ser éste el primer caso en el mundo d’autolingüicidio? No el sé; lo que sí sé é que el ridíclo ha siu prou gran, i que los principals medios de comunicacion a nivel nacional s’han fei eco d’este despropósito.

Qui tos interpela, lectors, é una persona que ha charrau l’aragonés desde quan eva chicot, per casa, con la mare i el pare, con los yayetz i el tion, con la gen del llugar. M’esforço per explicar-tos la posicion d’un parlador patriomonial d’aragonés a título individual, sin més lligaduras u compromisos partidistas que los de qualsiquier atra persona; intento excllamar-me pela muerte proxima d’algo que estimo i valoro con tota la mia alma, d’algo que podria pareixer-se a un ser queriu, pos a los sers querius ha estau asociau desde l’infancia. Tristament, muitos d’estes sers querius ya no hi estan; tristament, totz nusatros estam asistín al final d’una penosa i patética angunia pllagada de marginacion, incompresion i mala fortuna.

Las condicions de l’aragonés actual, lectors, son las que son: los ninons naixius a partir de 1995 ya no el charran, los cursetz d’aragonés a nivel local intentan sin éxito detenir la dramática desercion lingüística, i la desaparicion de parolas é constant, fria, matemática, incliment. Hue s’en trafega una; manyana, atra; pasau, unatra distincta: la fllor va mustián-se. Tot ixo, en los llugars one se supone que l’aragonés goça de mayor vitalidat. Aquí dentraria, lectors, ixa necesaria pedagogia a la que feva allusion més alto. Pero trobam que las institucions espllentan enta el mismo forat: asinas, en el programa d’Aragón TV, ¡Bien Dicho!, mos entremezcllan charraços d’aragonés con las expresions coloquials del castellano d’Aragon i las risotadas esperpénticas, quasi burllonas, de la presentadora de turno. Mientras, los entrevistaus dirigen los uellos a cámara, como preguntán-se qué é ixo tan gracioso que han podiu dir. Esta cllase d’actuacions, lectors, no son brenca inocentz: se tracta de diluir la realidat plurilingüe d’esta tierra, de ridiculizar al diferent, de llevantar la risotada d’aquel que se crei superior, d’aduyar una mica més a lo que el tiempo i la desidia encá no han podiu conseguir.

Ara, lectors, estam en un momento crucial: l’aragonés no puet resistir més tiempo. Direz que hi ha cosas més importantz que solucionar, como la propria situacion económica o las desferras en la sanidat i la educacion. Yo, en cambio, quiero fer un cllamamiento final pela unidat de la lluita: prou d’achocar el toçuelo; cal fer de l’aragonés unatro caudal de la indignacion popular que ha infllamau las calles aprovechán esta mala coyuntura; feigam convergir la conciencia social i la militancia lingüística. Sobre tot, busquem la complicidat i l’acercamiento de totz los movimientos cevils que han defendiu l’aragonés. Tenim baixo la nuestra responsabilidat el futuro de la llengua més fragil d’Europa: au a abandonar el cainismo esfilochau d’estes anyos últimos; au a aparcar los debatz esterils. Totz nusatros sabem que, en un mundo globalizau como éste, la supervivencia de l’aragonés pasa pela suya impllantacion en las escuelas de las zonas aragonesófonas, més quan la transmision familiar de la llengua s’ha estricallau per completo. Quan haigam conseguiu ixo, podrem treballar sobre atras qüestions no menors. Como escribise fa quarenta anyos el poeta Ánchel Conte: No dixez morir la mia voz.

Eximen Grist Etxeberria [Iste texto ye escrito con as normas graficas d’a SLA]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies