Muere un trabajador que realizaba el mantenimiento de la piscina municipal de Luna

El hombre estaba realizando labores de mantenimiento en la piscina municipal con productos químicos, que han producido una explosión. Otras cuatro personas han resultado heridas, otro trabajador y tres menores, a consecuencia de la nube tóxica de cloro.

Imagen: Enis Yavuz (Unsplash).

Este miércoles en la localidad de Luna ha fallecido un trabajador que realizaba labores de mantenimiento de la piscina municipal con productos químicos y se ha producido una explosión. Como consecuencia de la nube tóxica de cloro, otro trabajador ha resultado herido y también tres menores que han sido han sido trasladados al hospital.

El accidente laboral ha tenido lugar pasadas las 14.00 horas, cuando el trabajador procedía al llenado de cloro en un depósito de grandes dimensiones junto a otro compañero y se ha producido una reacción entre los materiales con los que estaban trabajando que ha originando una explosión.

IU pide que se investiguen las causas

IU Aragón lamenta la muerte del trabajado y pide que se investiguen y esclarezcan las causas del siniestro. Asimismo, muestra su solidaridad a la familia del trabajador fallecido y desea una pronta recuperación al operario que ha resultado herido, que ha sido trasladado al hospital.

Desde organización política instan a las instituciones a “no bajar la guardia” en materia de seguridad laboral. Para su Coordinador General, Álvaro Sanz, “la situación de crisis económica no puede provocar una relajación en la aplicación de la normativa de seguridad en el trabajo, porque puede acarrear graves e irreversibles consecuencias, por lo que se debería incrementar las inspecciones de las autoridades laborales”.

IU exige que se lleve a cabo una investigación rigurosa y objetiva cuanto antes para aclarar lo sucedido en la piscina municipal de Luna y que se depuren cuantas responsabilidades fueran necesarias.

CCOO reclama a Inspección de Trabajo

Para el sindicato CCOO, en este accidente mortal y a la espera de la investigación de la inspección de trabajo, parece que han faltado las medidas preventivas y de seguridad adecuadas.

El gas cloro es un elemento tóxico y muy reactivo de carácter asfixiante, se empleó en la Primera Guerra Mundial, siendo el primer caso de uso de armas químicas como el fosgeno y el gas mostaza.

En muchos usos e instalaciones el cloro gas ha sido sustituido por otras fórmulas menos toxicas y reactivas. Su manejo exige grandes medidas de seguridad y protocolos estrictos de control, según señala el sindicato.

CCOO recuerda una vez más, que el empresario, en este caso el Ayuntamiento de Luna, es el responsable de la organización del trabajo y por tanto debe evitar y prevenir el riesgo laboral.

“Se nos acaban las palabras para describir estos hechos trágicos. Recuerda a las administraciones públicas competentes la necesidad de aumentar los recursos de la inspección y exige a los empresarios y a las administraciones publicas mayor responsabilidad e inversión en prevención y el cumplimiento de las obligaciones en materia de coordinación de actividades empresariales, cuando varias empresas operan en un mismo centro de trabajo”, asegura Luis Clarimon, secretario de salud laboral.

CCOO estará a la espera de conocer los resultados de la investigación del siniestro por parte de la inspección de trabajo y reclama que se esclarezcan los hechos y se exijan responsabilidades a las empresas y administraciones vinculadas a este fatal accidente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies