Medio centenar de organizaciones reivindican desde Chaca un modelo agroalimentario más justo, sostenible y enraizado con el mundo rural

Organizaciones sociales, ambientales, de consumidores y agrarias se han reunido durante el pasado fin de semana en las Jornadas "Ruralismo o barbarie" con el fin de debatir y promover alianzas para trabajar conjuntamente por un modelo agroalimentario más justo, sostenible y respetuoso con el mundo rural

Participantes en las Jornadas "Ruralismo o Barbarie" de Chaca.

Las Jornadas "Ruralismo o barbarie" celebradas este fin de semana en Chaca han reunido a representantes de colectivos que defienden un sistema de producción de alimentos que garantice la obtención de una renta justa para las personas productoras, vele por el cumplimiento de los derechos laborales de las trabajadoras agrarias, sea respetuosa con la preservación del medio ambiente y promueva un adecuado acceso a alimentos saludables para el conjunto de la población.

Entre las cuestiones abordadas, cobraron especial relevancia la defensa del territorio frente a los extractivismos, como los megaparques de energías renovables o las macrogranjas, la precariedad laboral del sistema agroalimentario industrial, la importancia de garantizar unos precios justos para las personas agricultoras y consumidoras, así como la potencialidad de la agroecología y el feminismo como soluciones al modelo alimentario globalizado.

En el encuentro celebrado en Chaca participaron personas venidas de los diversos territorios del Estado español, lo que permitió tener un diagnóstico representativo de las principales problemáticas que asolan el medio rural y la producción de alimentos.

Blanca Ruibal, Coordinadora de Amigos de la Tierra, destacó que "en el medio rural se hallan muchas de las soluciones a la crisis ecológica y social que vivimos". Por eso, cree "necesario" promover "las iniciativas económicas locales, la agroecología, poner freno a la ganadería industrial y poner en valor el papel de las mujeres rurales en la protección y vertebración del territorio". "La producción de alimentos sanos y respetuosos con el entorno es clave para garantizar ciudades y pueblos vivos", añadió.

David Sánchez, Director de la Federación de Consumidores y Usuarios CECU, recalcó que "el acceso a alimentos suficientes, sanos y sostenibles es un derecho humano universal que debe estar garantizado". Para ello, "estas opciones de consumo deben ser las de más fácil acceso por disponibilidad y precio para cualquier persona, y es la obligación de las administraciones públicas garantizar este derecho". Para alcanzar este objetivo, "es fundamental trabajar en red con el resto de colectivos y organizaciones que apuestan por otro modelo alimentario", subrayó.

"Frente a los múltiples retos que afronta el sector agrario, es fundamental encontrar espacios de reflexión e intercambio con las organizaciones sociales que apuestan por un cambio en el modelo agroalimentario", apuntó Andoni García, miembro de la Ejecutiva de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG). . Desde COAG "apostamos por colaborar para buscar soluciones que garanticen precios justos para consumidores y agricultores, y que permitan avanzar a un modelo de agricultura social, familiar y sostenible".

Jordi Menéndez, responsable del Departamento de Cooperación Norte de Justicia Alimentaria, manifestó que "defender una alimentación con derechos sociales, laborales y ambientales y la defensa del territorio frente a la nueva oleada de proyectos liderados por grandes empresas como los parques energéticos y las magrocranjas, es la única solución para asegurar la soberanía alimentaria".

Por último, Miriam Tello, presidenta de Asociación Hacendera recordó que "desde nuestra organización llevamos más de dos años trabajando intensamente contra la instalación de un proyecto de macroganaderia industrial de 23.520 vacas lecheras que sería, como mucho, el mayor de Europa". Este modelo "acaba con la vida de los pueblos, contamina las aguas, el suelo y el aire. Genera fractura social, problemas de salud e hipotecan al futuro y el desarrollo sostenible de la zona", alertó.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies