Más de 5.500 viviendas en Catalunya están en manos de Blackstone

La ‘Directa’ hace públicos en exclusiva los datos de los inmuebles residenciales que acumula uno de los fondos de inversión más grandes del mundo en Catalunya, municipio a municipio

blackstone
Imagen: La Directa.

Las rentas de miles de familias que pagan un alquiler a Blackstone viajan a través de una red gigante de sociedades hasta llegar a Nueva York. Allá se transforman en dividendos y se reparten entre inversores de todo el mundo. Un equipo de la ‘Directa’ ha podido acceder por primera vez al imperio residencial de este entramado societario y hace públicos los datos de las viviendas que acumula en más de 300 municipios en todo Catalunya. Con los mapas interactivos que publican, se puede consultar la cantidad de propiedades que acumula Blackstone por municipios, en qué calles se ubican y qué medida tienen.

No solo tiene pisos, también garajes, almacenes, locales comerciales, inmuebles agrarios e industriales. En total, este fondo de inversión acumula 6.633 propiedades en Catalunya, un 84% de las cuales son viviendas entre chalés, pisos o casas unifamiliares.

Blackstone, que es el gestor de pisos de alquiler más grande del Estado, está comunicando a muchas inquilinas la intención de no renovar contratos y mantiene procedimientos judiciales abiertos contra familias. En la actualidad, es propietario de unas 4.000 viviendas vacías en Catalunya, según la Agència de l’Habitatge de Catalunya. Hoy, el Sindicat de Llogateres tiene veinte procesos de negociación abiertos solo en Barcelona, la PAH cuenta una decena y Raval rebel, seis.

¿Y quién hay exactamente detrás de Blackstone? Una amplia malla societaria se reparte el patrimonio inmobiliario y juega con las deducciones fiscales de cada país. Estirar el hilo de las que se reparten los activos inmobiliarios en Cataluña es ir a parar a Luxemburgo, las islas Caimán o Delaware.

Con todo, acceder a estos datos es especialmente difícil. La cantidad de empresas que forman parte del mismo entramado y la gran dispersión de activos inmobiliarios hacen que la recogida de información y su tratamiento sea una tarea especialmente minuciosa y compleja. Un equipo de la ‘Directa’ ha dedicado tres meses a trabajar los datos, ordenarlos, clasificarlos, interpretarlos y compararlos.

En la ‘Directa’, han destinado un total aproximado de 250 horas, y esto les ha supuesto un coste de unos 3.500 euros. Por ello piden a las lectoras que les ayuden a recuperar esta cifra, ya sea con una suscripción o con una donación. Este es el coste real de destapar una empresa como Blackstone y de hacerlo con independencia editorial.

"Queremos continuar poniendo la información al servicio de las personas. Queremos continuar investigando", apuntan desde el medio de comunicación.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies