Más de 150 personas han participado este sábado en un masivo geocaching en el cementerio de Torrero de Zaragoza

El geocaching se presenta como actividad dentro del programa de la cuarta edición del Festival Aragón Negro por segundo año consecutivo, y se está convirtiendo "por méritos propios" en "una seña de identidad del mismo", ha indicado el director del FAN, Juan Bolea.

Una joven participante en la actividad.

Más de 150 personas han participado este sábado, día 28 de enero, en una actividad de geocaching organizada por la Asociación 5 Vías, dentro de la programación del Festival Aragón Negro. Decenas de equipos de investigadores, algunos de ellos llegados desde otras comunidades, incluso países, como ha sido el caso de participantes de Milán (Italia), Lisboa (Portugal) o Frankfurt (Alemania), han participado en el evento, que ha tenido lugar en el cementerio de Torrero, en Zaragoza.

La Asociación, dentro del marco de alternativas para el tiempo libre, ha apostado, según han indicado sus responsables, por un ocio "cultural, sano y compartido para todos". El geocaching, han explicado, consiste en "esconder y encontrar tesoros en cualquier lugar con la ayuda de tu smartphone o GPS", ha señalado Carlos Gállego, quien ha añadido que "cada vez hay más seguidores en el mundo".

El geocaching se presenta como actividad dentro del programa de la cuarta edición del Festival Aragón Negro por segundo año consecutivo, y se está convirtiendo "por méritos propios" en "una seña de identidad del mismo", ha indicado el director del FAN, Juan Bolea.

En esta segunda convocatoria ha aumentado considerablemente el número de participantes y se han propuesto nuevos retos propuestos que garantizan poner a prueba "la perspicacia" de los grupos inscritos, ha precisado Gállego, venidos de diferentes autonomías o incluso de países vecinos. Todos ellos, atraídos por el interés cada vez mayor que suscita esta actividad en busca de un tipo de turismo "en auge, diferente y poco convencional", ha apostillado el organizador.

Los 'cachés', que es como se les llama a los tesoros, han sido ideados por el conocido equipo de geocachers aragonés Equipo Grizzly, uniendo quince ingeniosas pruebas bajo el hilo conductor de una serie propia de microrrelatos negros que pueden abordarse de forma individual pero que será necesario resolver en su totalidad para alcanzar el objetivo final.

Por otra parte se ha montado un gran y original photocall temático organizado por Isabel Oli, responsable de La ventana de Olivia, y ambientado por Nacho Viñau e Israel Sánchez, responsables de La Lola se va de Boda, junto con premios para los equipos más rápidos, sorteos y un picoteo para los participantes. Actividades que han puesto el broche de oro a una mañana de sábado original y divertida.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies