Martín Arnal, en nuestro recuerdo

Qué difícil es escribir algo que no se quede corto para rememorar a un amigo que se ha ido. Martín era una persona inmensa y compleja. Un humilde trabajador rural que creyó en la utopía libertaria y siempre luchó por ella. Un hombre amante de su familia yo, estoy convencido, creo que la muerte de su compañera Ángela fue el obstáculo, ya definitivo, para no poder seguir su camino. Siempre recordaré, cuando por fin se le hizo un merecido homenaje en Angüés, que lo que más ilusión le hacía es que Ángela, que estaba enferma, pudiera estar allí con él, …

expresión
Martín Arnal. Foto: Manuel Lorenzo / ARHMA

Qué difícil es escribir algo que no se quede corto para rememorar a un amigo que se ha ido.

Martín era una persona inmensa y compleja. Un humilde trabajador rural que creyó en la utopía libertaria y siempre luchó por ella. Un hombre amante de su familia yo, estoy convencido, creo que la muerte de su compañera Ángela fue el obstáculo, ya definitivo, para no poder seguir su camino.

Siempre recordaré, cuando por fin se le hizo un merecido homenaje en Angüés, que lo que más ilusión le hacía es que Ángela, que estaba enferma, pudiera estar allí con él, compartiendo ese momento, como tantos otros, que les convirtieron en compañeros inseparables.

Martín pasó por muchas vicisitudes, le tocó vivir tiempos crueles, intensos, difíciles y él, que tuvo un arma en la mano durante casi una década, lo que más te transmitía era humanidad.

Cordial y extremadamente amable siempre estaba su casa abierta para todos. Respetuoso con los que no tenían sus ideas hasta el punto de intentar comprender lo que él pensaba que era más miedo que maldad en quienes tenía enfrente.

Su obsesión por conseguir recuperar los cuerpos de sus hermanos fue conseguida solo a medias, un ejemplo paradigmático de lo mucho que en ese terreno queda por hacer en éste país.

Era un hombre incansable, trabajó en su oficio haciendo chapuzas para amigos y familia hasta muy avanzada edad. Mente lúcida hasta el final, nunca rechazó la invitación para un acto que el considerase justo.

Se ilusionó con las colectividades pero nunca fue un dogmático que impusiera sus tesis a la fuerza y respetaba, aunque no comprendiera, a los que él llamaba «los egoístas».

Encandiló a cientos de jóvenes contándoles sus experiencias como participante en esa utopía llamada Consejo de Aragón, sus colectivizaciones, vivió el sueño libertario de «cada cual según sus posibilidades y a cada cual según sus necesidades».

Se enfrentó a los poderosos, sus hermanos pagarían con su vida haber compartido ese sueño. Luego, la lucha armada a favor de la República y del pueblo. Los años en Francia, donde alcanzó el grado de teniente entre los Guerrilleros Españoles adscritos a la Resistencia francesa. Alguno de los hechos que relataba de esa época mostraban, una vez más, la clase de persona que era, un tipo de una pieza, entregado, sacrificado, valiente y, a la vez, comprensivo desde un pensamiento libertario con quién se comportaba deleznablemente, compadeciéndolo.

En los años posteriores a esa época terrible pudo expresarse a través de sus libros pues siempre escribía en cualquier soporte que encontrará y tenía opinión sobre los más variados temas que la vida le planteaba.

Siempre te recordaré subiendo una empinada cuesta ya con más de 90 años por la sierra de Alcubierre, dejando atrás a la gente más joven. Porque así podríamos definirte querido Martín: hasta en tus últimos momentos dejabas atrás a los más jóvenes y entusiastas, tal era tu capacidad y tu asombrosa vitalidad.

Hasta siempre compañero, que tus sueños de juventud que te han acompañado incólumes hasta tu último aliento, sean un futuro brillante para la Humanidad y que algún día los veamos cumplidos.

Salud y un abrazo libertario, compañero Martín Arnal.

Martín Arnal. Foto: Manuel Lorenzo / ARHMA.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies