El neoliberalismo de Macron se impone a la ultraderecha de Le Pen

Emmanuel Macron continuará cinco años más en el Elíseo tras vencer a Le Pen en las elecciones presidenciales francesas. La ultraderecha consigue los mejores resultados de su historia en unos comicios donde la abstención ha sido la más alta desde 1969.

Emmanuel Macron, presidente de Francia, ha ganado las elecciones
Foto: @EmmanuelMacron

Emmanuel Macron seguirá en el Palacio del Elíseo como presidente de la República francesa durante cinco años más tras derrotar este domingo a la candidata de la ultraderecha, Marine Le Pen, en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales francesas.

Macron ha ganado con un 58,2% de los votos, frente al 41,8% de Le Pen, tal y como pronosticaban las encuestas, que esta vez sí acertaron. El neoliberalismo se impone así a la ultraderecha clásica, aunque con mucho menor margen que en los últimos comicios donde Macron ganó a Le Pen por un 66% frente al 34% de los votos. La abstención ronda el 28%, la más alta desde 1969.

Esta no es la primera vez que la ultraderecha llega a la segunda ronda de las presidenciales francesas intentado entrar en el Palacio del Elíseo. Lo lleva haciendo desde hace 30 años. En 2017, la propia Marine Le Pen consiguió un 33,90% de los votos. Antes, en 2002, fue su padre, Jean-Marie Le Pen, con un 19,88%.

Y es que, esta segunda vuelta de las elecciones francesas "se presenta como un déjà vu", afirma el periodista Miquel Ramos en una columna en Público. "Creo que es una sensación compartida por quienes observamos con desgana cómo Francia se debate una vez más entre el continuismo neoliberal y liberticida y la extrema derecha de siempre, cada vez más normalizada en el resto del planeta", advierte Ramos.

Recién reelegido presidente, Macron ha prometido "escuchar el silencio de los abstencionistas" y tener en cuenta "la cólera" que, a su juicio, se esconde detrás del voto a su rival, y ha afirmado que esta nueva etapa "no será simplemente una continuidad".

Antes de las palabras de Macron, la líder del ultraderechista Rassemblement National, Marine Le Pen, ha calificado de "histórico" el resultado obtenido, porque, en su opinión, "sienta las bases de un gran cambio" y anticipa una "gran batalla electoral" en junio, con motivo de los comicios parlamentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies