Luquin: “El curso escolar finaliza pero la precariedad económica de las familias no"

Patricia Luquin, diputada de IU en las Cortes, ha hecho esta declaración señalando que "así lo atestigua el 28% de riesgo de pobreza infantil que tenemos en Aragón”. Izquierda Unida exige que se garantice las becas de comedor escolar y las de colonias de educación especial.

Patricia Luquin, en una imagen de archivo.

Qué el Gobierno esté en funciones no puede ser excusa para hacer una dejación de sus funciones y no cumplir con sus obligaciones”, ha manifestado la diputada de IU Aragón, Patricia Luquin, tras conocer que la DGA “ha dejado en el aire” las becas de comedores de verano y las de colonias urbanas y de educación especial.

“Atender la situación de emergencia social debe la prioridad y una de ellas es que se mantengan abiertos los comedores escolares en verano “para garantizar una comida diaria a muchos alumnos y alumnas que no la tienen garantizada, una vez que lleguen las vacaciones escolares”, ha señalado Luquin. “Es una sangrante realidad, continúa, que sean cada vez más las familias que tienen en el comedor escolar la única posibilidad de que sus hijos e hijas hagan una comida al día”.

Por ello, Izquierda Unida reclama al Gobierno en funciones que articule de manera urgente soluciones al problema. “El curso finaliza pero la precariedad económica de las familias no, así lo atestigua la situación del 28% de riesgo de pobreza infantil que tenemos en Aragón”. En su opinión, “desde la Administración hay que ir más allá de dejar en manos de las entidades benéficas la nutrición de las y los menores, es un derecho fundamental cuyo incumplimiento debería sonrojar a cualquier gobierno y, por ello, exige que se habilite dotación económica suficiente para cubrir la alimentación infantil desde este momento y durante todo el período vacacional, y que coordine con los centros educativos y las entidades sociales de la ciudad la prestación del servicio”.

En cuanto a las colonias de educación especial, desde Izquierda Unida critican el trato que se les está dando a las familias del alumnado de los colegios de Educación Especial Jean Piaget, Ángel Riviere, Alborada y Rincón de Goya, a quienes el Ejecutivo en funciones les dice que pidan la subvención al próximo Gobierno sin saber si se la van a reintegrar. Además, cabe recordar que estas familias sufren el agravio comparativo que supone que en las actividades escolares de verano, un alumno o alumna de educación ordinaria pague menos de 60 euros semanales mientras que las y los alumnos de educación especial que se apuntan al programa 'Abierto por vacaciones' tengan que pagar unos 150 euros por esos mismos 5 días, sin contar con los gastos añadidos de fisioterapia que muchos de ellos necesitan.

Por ello, “reivindicamos junto a ellas la igualdad de oportunidades y que sus hijos e hijas puedan seguir en verano con sus rutinas y ser supervisados por los profesionales que habitualmente lo hacen con una dedicación verdaderamente digna de elogio”, explica Luquin, quien ha reivindicado el derecho de estos niños y niñas a participar de estos programas a un precio asumible para sus familias.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies