#Refugees  Política

Luisa Broto alerta de las consecuencias de un discurso “racista y xenófobo” para las políticas de Ciudad Refugio

Broto presenta una moción para que Zaragoza reafirme su compromiso como Ciudad Refugio y disponga los medios necesarios para la atención de las personas en situación de asilo y alerta de los posibles recortes del Gobierno de PP-CS “que acabarán afectando a las más vulnerables”.
| 19 septiembre, 2019 12.09
Luisa Broto alerta de las consecuencias de un discurso “racista y xenófobo” para las políticas de Ciudad Refugio
Luisa Broto en una imagen de archivo.

La concejala de Zaragoza en Común y portavoz en la comisión de Derechos Sociales, Luisa Broto, ha alertado de que los recortes del Partido Popular y Ciudadanos acabarán afectando “a los más vulnerables”. Además, se ha mostrado preocupada por el contagio de las políticas y el discurso racista y xenófobo de Vox, socios de Gobierno de Azcón, y de “cómo éstas pueden afectar, de lleno, a la institución y la ciudad, referente en todo el Estado como Ciudad Acogedora”.

En este sentido, Luisa Broto ha señalado que se ha “detectado un incremento de personas refugiadas que están llegando, a lo largo de este 2019, a solicitar los servicios de alojamiento u orientación disponibles en el Ayuntamiento”. Son más de 660 las personas refugiadas que llegarán a lo largo de todo el año, lo que supone casi 200 personas más respecto al año pasado. “Esto ocurre porque el dispositivo funciona y da respuesta a las necesidades básicas de estas personas”, ha apuntado. “O Azcón no se ha enterado, o le da igual, o le incomoda que esta ciudad sea vista en todo el país como una ciudad refugio ejemplar”.

El grupo municipal de Zaragoza en Común ha presentado una moción en la que exige que el Ayuntamiento de Zaragoza cumpla con su compromiso con las personas solicitantes de protección internacional. En este sentido, en el próximo pleno solicitará que la ciudad de Zaragoza reafirme su compromiso como Ciudad Refugio y «disponer de los medios necesarios, anticipando las necesidades que pudieran surgir».

Asimismo, pedirá que sue se dote de personal suficiente el programa Zaragoza Ciudad Acogedora, incrementando el número de personas trabajadoras sociales e incorporando educadoras que «puedan llevar el correcto seguimiento de las personas alojadas». Además, que se inste al Gobierno español a que establezca los mecanismos de convenio con entidades locales, con el objetivo de dar acogida a refugiados y refugiadas, con el mismo proceso de los ya existentes entre la Secretaria de Estado de Inmigración y Migración y entidades sociales y organizaciones no gubernamentales.

El programa Zaragoza Ciudad Acogedora se encuentra actualmente desbordado

En octubre de 2015, el pleno del Ayuntamiento decidió por unanimidad declarar a Zaragoza como Ciudad Refugio. El año 2017, dando respuesta a ese mandato, el gobierno de Zaragoza en Común puso en marcha un programa dirigido a personas solicitantes de protección internacional (refugio o asilo) que están en una situación de vulnerabilidad y que están pendientes de atención dentro del Programa Acogida e lntegración del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Los criterios de vulnerabilidad aplicados son la falta de recursos para cubrir sus necesidades básicas y tener a su cargo menores, personas con discapacidad, personas de edad avanzada, mujeres embarazadas, víctimas de trata de seres humanos, personas con enfermedades graves, personas con trastornos psíquicos y personas que hayan padecido torturas, violaciones u otras formas graves de violencia psicológica, física o sexual, como las víctimas de la mutilación genital femenina.

Desde la Casa de las Culturas se proporciona información y asesoramiento especializado, se atienden las necesidades básicas -alojamiento, alimentación y escolarización.

Según denuncia Luisa Broto, el programa se encuentra actualmente desbordado atendiendo a fecha de hoy más de 500 personas frente a las 102 atendidas en 2017 y las 446 en todo 2018. Además da alojamiento en diferentes recursos (albergue municipal, viviendas tuteladas…) a 106 personas apoyando su proceso de incorporación a la sociedad acogedora.

En peligro las acciones del Gobierno de ZeC en materia de refugio y asilo

El anterior Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Zaragoza participó en el diseño del Protocolo de Acogida de personas de protección internacional en Aragón -impulsado desde el Gobierno de Aragón y apoyado por todas las entidades- que desarrolla, tanto el marco normativo y competencial como el contenido del programa de acogida e integración dirigido a solicitantes de asilo, así como la explicación de las fases perfectamente diseñadas, donde se concretan responsabilidades y recursos al alcance de los refugiados que pudieran llegar a Aragón.

Ese Ayuntamiento hizo una gran inversión mediante subvenciones de cooperación al desarrollado destinadas a los campos de refugiados saharauis en Argelia, campos de refugiados en Siria y Jordania y población palestina a proyectos de Cáritas, UNRWA, Acción contra el Hambre, MDPDL, Umdraiga y Arapaz.

Otras acciones del Equipo de ZeC fueron la creación de una mesa permanente de recursos propios (Casa de las Culturas, Zaragoza Vivienda, Cooperación al Desarrollo y Servicios sociales comunitarios…), preparados para actuar en el momento que fuera oportuno, ante la llegada de personas refugiadas. Además de poner a disposición sus servicios de traducción, asesoría jurídica, psicólogos, clases de castellano y acompañamiento social.

El Gobierno de ZeC mantuvo una relación fluida con las entidades responsables de la acogida e inserción de las personas que llegan a nuestras fronteras: Cruz Roja, CEPAIM y ACCEM, firmando convenios para la cesión de un total de 16 pisos (de tres habitaciones) de Zaragoza Vivienda. También, ha defendido la creación de “Pasajes seguro y derechos para todos”- aprobada por unanimidad, frente a esa Europa insolidaria e irresponsable que se comprometió a acoger -en el caso del Estado español- a 16.000 personas, de los que apenas han llegado una docena, que deberían haber empezado a llegar antes de que el invierno atravesara el continente.

El anterior alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, participó en diciembre de 2016 en la Cumbre celebrada en el Vaticano Europa «Los refugiados son nuestros hermanos y hermanas», donde más de 70 ediles europeos mostraron su compromiso y voluntad política para encontrar soluciones a las demandas de asilo que cientos de miles de personas están realizado en nuestras fronteras.

En junio de 2017, en representación de Zaragoza, la exvicealcaldesa y exconsejera de Derechos Sociales, Luisa Broto, firmó, junto a representantes de 25 ciudades, la Declaración de Barcelona en la que la que se instaba al Gobierno del Estado a cumplir con los acuerdos ante la UE del 2015 para la acogida de las 17.337 personas refugiadas. Para facilitarlo, las ciudades se ofrecieron a colaborar de forma activa en el proceso de apertura de plazas de refugiados y en el desarrollo del Programa Estatal de Refugio.

En junio de 2017, Broto se reunió con la Secretaria General de Inmigración y Emigración, Marina del Corral, para proponerle que las entidades locales participen activamente en la acogida de personas demandantes de protección internacional mediante la creación de una última fase en el Programa Estatal de Refugio que se haga cargo de su integración en las ciudades.

En mayo de 2018, el Ayuntamiento de Zaragoza entregó el reconocimiento de la Estrella de Europa a Proactiva Open Arms, organización no gubernamental y sin ánimo de lucro cuya principal misión es rescatar del mar a los refugiados que llegan a Europa huyendo de conflictos bélicos, persecución o pobreza.

19 septiembre, 2019

Autor/Autora


Vimeo
Ocurrió un error. Comprueba que el id 1756922 corresponde a un 0 y que existe.
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR