Los y las trabajadoras de BRIF Daroca continúan denunciando su precaria situación laboral

En lo que va de campaña han denunciado por dos veces a TRAGSA ante la inspección de trabajo que les ha dado la razón en sus reivindicaciones sin que ni la empresa ni el ministerio hayan tomado medidas rectificatorias

El diputado por Zaragoza en el Congreso, Perico Arrojo, en una reciente visita a la base BRIF de Daroca.

La sección sindical de CGT en la base BRIF de Daroca denuncia que la situación que sufren los y las trabajadoras de estas brigadas de bomberos forestales, contratadas por TRAGSA, sigue siendo insostenible.

“No sólo carecemos de condiciones laborales dignas como tantas veces hemos denunciado sino que también sufrimos una larga lista de carencias de material e instalaciones”, advierten.

Entre dichas carencias destacan que durante la campaña preventiva de invierno no se les ha dispuesto de chaquetas ignífugas para realizar los trabajos con seguridad, y en lugar de ello se les ha entregado chaquetas cuyos tejidos son inflamables.

Este hecho ha sido denunciado a inspección de trabajo y pese haber sido la resolución de la misma favorable a los demandantes, la empresa sigue sin facilitar material de trabajo acorde a las labores que se desempeñan en las BRIF.

Con respecto a las instalaciones, de nuevo una resolución de inspección de trabajo manifiesta que el espacio del que disponen los bomberos forestales de la BRIF de Daroca es insuficiente y no reúne las condiciones de habitabilidad adecuadas, dándosele un plazo de tres meses a la empresa para comenzar a realizar las obras de adecuación, plazo que expiraba a finales de febrero, sin que ninguna de estas mejoras en las instalaciones haya empezado a realizarse.

El área en la que se encuentra la base es de la Diputación General de Aragon, que ha dado visto bueno a un proyecto que trata de mejorar la habitabilidad de la base de la BRIF y crear unas condiciones higiénicas y habitables para todos los trabajadores y trabajadoras.

“También pedimos que la entrada de la base sea revisada ya que el lugar es un punto negro de accidentes, algunos de ellos mortales, una situación que se podria solventar rápidamente”.

Con estas denuncias pretender hacer ver que la situación de los Bomberos Forestales no ha mejorado y las trabas por parte de la empresa siguen siendo una constante en su día a día. “Por si esto fuera poco, han vuelto a comenzar las negociaciones de nuestras condiciones laborales con la empresa TRAGSA y nos seguimos planteando las siguientes preguntas: ¿cómo es posible que se tenga que negociar una categoría que en la seguridad social ya viene recogida?, categoría a la que nos adaptamos perfectamente y, ¿por qué no se nos reconoce, y sin embargo hay que negociar también, la peligrosidad y toxicidad de nuestra labor?, ¿por qué se nos sigue tratando como a juguetes rotos cuando nuestros cuerpos dicen basta?”

Advierten que tanto el trato laboral en el día a día, como las respuestas y soluciones de empresa y ministerio son “siempre deficientes” y en ocasiones “vejatorios”. “Recordamos que nuestros objetivos se marcaron hace ya tres años; categoría profesional de Bombero Forestal, segunda actividad y condiciones laborales dignas; nuestro empeño no ha cesado desde entonces habiendo sido partícipes incluso de una huelga indefinida de más 100 días y, nuestro empeño no cesará hasta conseguir lo que merecemos por derecho”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies