#Lindano  Ecología

Los vertidos al barranco de Bailín sobrepasaron en más de diez veces el límite máximo autorizado por la CHE

Ecologistas en Acción denuncia que debido a la negligencia y desidia con la que se actúa en el vertedero de Bailín, el pasado sábado 13 de junio se produjo un vertido que alcanzaba una concentración de 528 microgramos por litro de isómeros de residuos de lindano, cuando el máximo autorizado por la Confederación Hidrográfica del Ebro es de 50, lo que implica un nuevo y grave incumplimiento de la autorización de vertido.
| 25 junio, 2015 23.06

Este suceso que viene repitiéndose cada vez que hay una precipitación, solamente es imputable a la incuria e incompetencia con la que se está actuando en la gestión del vertedero. Este nuevo episodio resulta inexplicable pues la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) había anunciado con suficiente antelación las precipitaciones que comenzaron el miércoles 10 de junio. Al día siguiente, jueves 11 por la mañana, Protección Civil alertó a los ayuntamientos de las poblaciones que se suministran del Galligo que se abstuvieran de bombear agua del río, pues el riesgo de lluvias se extendía hasta el fin de semana.

El sábado por la tarde hubo una precipitación que produjo el aumento del caudal en el barranco de Bailín, observado por miembros de Ecologistas en Acción de Samianigo que se habían desplazado a la zona, pudiendo comprobar que la nueva depuradora construida para depurar las aguas del Barranco estaba parada, por lo que las aguas con una alta carga contaminante fluían directamente al río Galligo. «Inmediatamente intentamos avisar de lo que sucedía, pero fue en vano, por que en las instalaciones no se pudo encontrar a nadie a quien dar el aviso, lo que nos resultó incomprensible ante el conocido riesgo de precipitaciones. En el regreso al barranco encontramos al guardia fluvial de la CHE, que afortunadamente estaba realizando sus labores de control y toma de muestras a pesar de las inclemencias del tiempo y lo intempestivo del día y la hora».

Este nuevo episodio de contaminación descontrolada es un capítulo más de la incompetencia e irresponsabilidad con la que viene actuando la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón en la gestión de la contaminación por lindano en Samianigo y en toda la cuenca del Galligo.

La realidad desmiente los alardes que en los medios de comunicación se realizan por parte de los altos cargos del Departamento de Medio Ambiente, como el realizado el pasado domingo 21 de junio por el jefe del servicio de Control Ambiental de la DGA anunciando el final de las obras de emergencia y control en Bailín. La contaminación de la ladera del vertedero es tan alta y generalizada, que a pesar de haber realizado dos limpiezas de lodos del cauce del barranco de Bailín, todavía hay zonas en las que se alcanzan concentraciones de contaminantes superiores a los 5000 microgramos por kilo de sedimento.

Todo lo expuesto adquiere una especial gravedad y relevancia ante lo anunciado por la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IACR) organismo dependiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que ha clasificado al lindano como causante de cáncer en humanos. Esta Agencia ha incluido al lindano en el grupo 1, en el que se incluyen los productos que con muy alta probabilidad producen cáncer en los seres humanos. El Gobierno de Aragón, en la figura del consejero de Sanidad, Ricardo Oliván, queda definitivamente desacreditado en sus declaraciones de que el problema era solamente ambiental y no de salud pública.

25 junio, 2015

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR