Los presupuestos del gobierno PP-PAR consolidan brutales recortes en Educación

Ante la publicación del borrador de los Presupuestos de Educación para el 2014 la Plataforma por la Defensa de la Escuela Pública de Zaragoza evidencia una vez más que la Educación Pública no es una prioridad para el Gobierno de Aragón PP-PAR, por la consolidación de los brutales recortes de los tres últimos años. Esto se constata porque aunque en el ejercicio 2014 en Educación suben un insignificante 0,3%, en conjunto  los Presupuestos de la DGA crecen un 1,03€, lo que muestra que el peso de la Educación baja del 19,32% en 2013 a 19,17% en 2014. Pero esta reducción, …

Foto: Marea Verde (IES Gallicum Zuera)
Foto: Marea Verde (IES Gallicum Zuera)

Ante la publicación del borrador de los Presupuestos de Educación para el 2014 la Plataforma por la Defensa de la Escuela Pública de Zaragoza evidencia una vez más que la Educación Pública no es una prioridad para el Gobierno de Aragón PP-PAR, por la consolidación de los brutales recortes de los tres últimos años. Esto se constata porque aunque en el ejercicio 2014 en Educación suben un insignificante 0,3%, en conjunto  los Presupuestos de la DGA crecen un 1,03€, lo que muestra que el peso de la Educación baja del 19,32% en 2013 a 19,17% en 2014.

Pero esta reducción, además, “ni es igual para todos ni afecta igual a todos: la injusta e injustificada reducción el curso pasado de un 14.8% en la Escuela Pública frente a un 1,7% de la concertada, se consolida con los presupuestos del año 2014. A su vez, estos recortes tienen mucho más impacto negativo en las aulas con diversidad de alumnado, mayoritariamente centros públicos, que en aquellas de centros que seleccionan al mismo. Por lo que nuevamente la Escuela Pública vuelve a ser la gran perjudicada. Los Presupuestos de Educación 2014 (888 millones de €) son prácticamente iguales que los de 2006 en valor nominal (879 millones de €), pero si incluimos el efecto de la inflación, son equivalentes a los de 2003”, explica la Plataforma.

“La carga económica sobre las familias, la merma de programas educativos, el recorte en los gastos de funcionamiento de los centros, etc, repercuten directamente en la desigualdad de oportunidades y en una pérdida de calidad educativa en la educación pública que no podemos acatar en silencio. Así no vamos hacia una educación de calidad, así vamos hacia un modelo de desintegración pedagógica y social de la Escuela Pública”, denuncian.

Entre las cifras más significativas de los Presupuestos encontramos que disminuye un 15,3% lo destinado a gastos de funcionamiento en centros públicos, lo que supone serías dificultades para los centros que ya están pidiendo ayuda a las familias. A esto hay que unir el recorte brutal en ayudas de comedor (23,7%), lo que afectará a más de ochocientos niños y niñas que este año dispusieron de esta ayuda y el de ayudas de material curricular (22,7%), que hace que muchos niños y niñas acudan sin material a clase con la consiguiente discriminación. Esto convierte nuevamente a las familias en pagadoras del encarecimiento de los servicios y de los recortes. Se incrementa la partida para infraestructuras, aunque llega en algunos casos con mucho retraso y en otros es claramente insuficiente para atender las necesidades existentes. A esto hay que sumar la escasa dotación para obras menores, lo que contribuye al deterioro de los centros públicos. Se mantiene la reducción de 2013 de un 77,4 % para los convenios de educación infantil con los ayuntamientos, lo que supone que su mantenimiento es, en muchos casos, inasumible abocando al cierre de estos servicios públicos, especialmente en el medio rural.

En cuanto al profesorado se mantiene el recorte de 90,5 millones de euros en los presupuestos de 2013, lo que sigue afectando al pago del verano a los interinos y traslada el sueldo del profesorado a niveles retributivos de 2003, mientras siguen aumentando significativamente las jornadas parciales con un número muy reducido de horas. La excesiva carga de horas lectivas del profesorado ha reducido drásticamente la atención a la diversidad y la atención personalizada a los alumnos y a las familias convirtiendo a los profesores en “máquinas” de dar clase.

La principal repercusión que sufre el alumnado con esta política es la merma en la calidad educativa que reciben y a la que tienen derecho, especialmente a quienes más necesidades tienen y menos atención pueden recibir. Se mantiene la desaparición de las ayudas a Federaciones de Alumnos y de Familias y con ellas, el fomento e impulso en la participación en los centros públicos.

Desde la Plataforma por la Defensa de la Escuela Pública de Zaragoza no quieren quedarse en una mera crítica de dichos Presupuestos, “por el contrario quieren trasladar al Gobierno una serie de propuestas encaminadas al “aumento de personal especialmente en las enseñanzas obligatorias y para la atención del alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo. Aumentar las dotaciones para el funcionamiento ordinario de los centros públicos, al menos en un 20% respecto de las cifras del proyecto 2014. Reestablecer la paga de verano de los interinos. Atender al 100% las necesidades reconocidas de becas de comedor escolar y ayudas de material curricular, previa revisión y modificación de las actuales condiciones para solicitarlas. Mantener el presupuesto del Plan Aragonés de Formación Profesional en momentos en que la demanda de plazas en estas enseñanzas va en aumento. Volver a implantar ayudas que potencien la participación de la comunidad educativa en la vida de los centros, y un aumento de la dotación para la red de educación infantil pública 0-3 años”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies