PSOE y la ultraderecha unidos de nuevo en el Congreso para vetar la investigación de los GAL

La Mesa del Congreso español, con los votos de PSOE, PP y Vox, ha decidido cortar de raíz la creación de una comisión para investigar la relación de Felipe González con los GAL, tras la revelación de los documentos clasificados de la CIA. El veto a la proposición conjunta de EH Bildu, PNV, ERC, Junts per Catalunya, CUP y BNG llega a pesar de que los servicios jurídicos habían rechazado citar a González, pero no se habían posicionado en contra de abrir una investigación parlamentaria. 

gonzález
Felipe González en una imagen de 2012. Foto: A.P.R. (CC BY 2.0)

El PSOE, el PP y Vox se unen de nuevo en la Mesa del Congreso. Esta vez para dar carpetazo y vetar de forma tajante la tramitación de una comisión de investigación sobre la relación del expresidente del Gobierno español, Felipe González con los GAL y el terrorismo de Estado que habían solicitado de forma conjunta EH Bildu, PNV, ERC, Junts per Catalunya, CUP y BNG.

El veto se ha adoptado por la mayoría de la Mesa en contra del criterio de los servicios jurídicos de la Cámara. Precisamente, este lunes los servicios jurídicos del Congreso español rechazaron la admisión a trámite de la petición de EH Bildu de citar a comparecer a Felipe González para que dé cuenta de la vinculación de su gobierno con la creación de los GAL, pero no pusieron pegas a que la Cámara pueda crear una comisión de investigación sobre el mismo tema, en la que posteriormente el expresidente podría ser citado.

Tras la desclasificación de informes de la agencia de inteligencia estadounidense (CIA), que señalaba a González como creador de los GAL, EH Bildu solicitó que tanto él como el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, comparecieran en sede parlamentaria para dar explicaciones al respecto.

Según informaron fuentes parlamentarias, los servicios jurídicos descartaron dar trámite a ninguna de las dos solicitudes de comparecencia con un mismo "argumento" reversible, según informaba Naiz. Argumentan que la Cámara "no puede controlar a González porque ya que no es miembro del Gobierno" y que el actual titular de Interior "no puede responder por hechos anteriores a su mandato".

Pero EH Bildu, con el apoyo de PNV, ERC, Junts, el BNG y la CUP, también registró una petición para que el Congreso crease una comisión de investigación sobre la relación de González con los GAL. En este caso, los servicios jurídicos no habían puesto pegas a su admisión a trámite.

Sin embargo, la Mesa del Congreso -integrada por PSOE, PP, Vox y Unidas Podemos- han decidido cortar de raíz el asunto.

Unidas Podemos, socio de Gobierno del PSOE, anunció en un primer momento que rechazaría que el Congreso investigase el nexo entre González y el terrorismo de Estado. Tras conocerse su postura fueron muchas las críticas, entre otras las de Garbiñe Biurrun, presidenta interina del TSJPV, que aseguró sentirse "muy decepcionada con Unidas Podemos cuando Pablo Echenique dijo que no era necesaria una comisión de investigación", o la excandidata a lehendakari Pili Zabala, que telefoneó a Pablo Iglesias para expresar su decepción. Poco después, Unidas Podemos rectificó y avanzó su apoyo a la propuesta, aunque la considera "electoralista".

Según informaban los medios vascos NAIZ y GARA, de los pocos que han realizado un amplio seguimiento del tema, el PSOE sigue cerrando filas con Felipe González y su portavoz en el Congreso, Adriana Lastra, hizo una encendida defensa de defensa de su persona afirmando que "modernizó este país". En este sentido, Lastra dio los GAL por algo juzgado, lo que es totalmente incierto salvo la excepción de unos pocos atentados.

El periodista de GARA / NAIZ, Ramón Sola, escribía el pasado 15 de junio: "Los documentos desclasificados de la CIA que señalan a Felipe González por la creación de los GAL son muy precisos sobre su fecha de arranque, al enmarcarlos en el intento de secuestro policial del refugiado Joxe Mari Larretxea, ocurrido apenas un par de días después de la desaparición de Lasa y Zabala, su primera acción".

Un día más tarde, el mismo periodista publicaba: "La responsabilidad de Gobierno González y PSOE en los GAL había sido señalada sin dudas en enero de 1984 en el informe de la CIA que acaba de conocerse. Diez meses después, en otro documento similar, el servicio de inteligencia estadounidense alertó de los efectos que provocaría que ello se probara. Algo profético leído 35 años después".

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies