#conflictoCOA  Economía

Los educadores del Centro de Observación y Acogida (COA) denuncian por octava vez a Intress ante Inspección de Trabajo

Entre los aspectos que han motivado esta nueva denuncia contra la empresa, el colectivo de trabajadores y trabajadoras del COA informan del incumplimiento de los servicios mínimos durante siete jornadas, errores en las nóminas y altas de seguridad social
| 18 enero, 2017 16.01
Los educadores del Centro de Observación y Acogida (COA) denuncian por octava vez a Intress ante Inspección de Trabajo
La plantilla del COA en una protesta durante esta huelga. Foto: Diego Díaz (AraInfo)

Los representantes laborales del equipo educativo del Centro de Observación y Acogida (COA) han presentado este miércoles una nueva denuncia ante Inspección de Trabajo denunciando las irregularidades laborales de Intress en la gestión de dicho centro. Esta es la octava denuncia presentada desde que la entidad catalana comenzara a gestionar el COA en octubre de 2015.

Los educadores de dicho centro llevan en huelga indefinida más de dos años, desde noviembre de 2014, porque el actual concurso de gestión precariza la atención a los menores y las condiciones laborales de los educadores que les atienden. A respuesta de anteriores denuncias, Inspección de Trabajo ya ha confirmado en varios informes numerosas irregularidades de Intress, entre las que se encuentran seis empleos irregulares.

En este octavo documento se denuncia que la entidad catalana ha incumplido los actuales servicios mínimos hasta en siete jornadas, mermando de esta forma la atención a los menores. Asimismo se informa que la comunicación de dichos servicios suele ser a destiempo y generalmente con numerosos equivocaciones de los trabajadores que deben acudir a su puesto de trabajo. Hasta tal punto es la desorganización, que en ocasiones ni el personal de recepción, ni de seguridad conocen quienes son los educadores que deben acceder al centro para trabajar en cada turno.

En la misma denuncia se vuelve a informar de un nuevo caso de una trabajadora que acudió a trabajar una jornada sin ser dada de alta en la seguridad social. También se recuerdan que persisten las quejas en los cobros de las nóminas de algún trabajador sin que Intress las resuelva. Este tipo de situaciones suelen darse en contratos de trabajadores que suelen cubrir interinidades, quienes deben trabajar más horas y cobrar menos dinero que los profesionales indefinidos.

Complacencia del director del centro

Pero si graves son las irregularidades de Intress, de igual forma califica el colectivo de educadores la actitud del nuevo director del centro, personal de la Administración Pública que accedió al cargo el pasado verano. “Desde el comité de empresa se le ha informado reiteradamente por escrito y verbalmente de todas las irregularidades de Intress en el centro, pero su pasividad y complacencia no ha puesto freno a la entidad catalana. Especialmente sangrante es ver como Intress incumple de forma reiterada los servicios mínimos o la presentación de unos cuadrantes de trabajadores actualizados correctamente para el buen funcionamiento del centro”. advierten los trabajadores y trabajadoras del centro.

Ante estos hechos, exponen que: “es pasmosa la permisividad del director del centro. Con su actitud complaciente parece tener más interés en tapar las irregularidades de Intress que en velar la por atención de los menores del centro o las condiciones dignas laborales de los educadores que atienden a estos niños en protección”.

18 enero, 2017

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR