Los conciertos educativos: la financiación de las élites

CGT, MHUEL, STEA, IU y Marea Verde iniciaron el pasado 25 de marzo la campaña 'La Educación no es un servicio es un Derecho' contra los conciertos educativos. Entre otras acciones han realizado una serie de escritos de denuncia "sobre el gasto y a quién se privilegia con ello". Reproducimos integramente en AraInfo el primero de estos escritos realizado por Pedro García del colectivo Movimiento Hacia un Estado Laico (MHUEL). Los conciertos educativos: la financiación de las élites | Cada cual puede tener su propia opinión sobre la composición social de los centros públicos y de los privados. Pero su …

lomceCGT, MHUEL, STEA, IU y Marea Verde iniciaron el pasado 25 de marzo la campaña 'La Educación no es un servicio es un Derecho' contra los conciertos educativos. Entre otras acciones han realizado una serie de escritos de denuncia "sobre el gasto y a quién se privilegia con ello". Reproducimos integramente en AraInfo el primero de estos escritos realizado por Pedro García del colectivo Movimiento Hacia un Estado Laico (MHUEL).

Los conciertos educativos: la financiación de las élites | Cada cual puede tener su propia opinión sobre la composición social de los centros públicos y de los privados. Pero su juicio está condicionado por su entorno, por lo que ve y lo que le cuentan. Las estadísticas y las encuestas ofrecen una visión global y menos sesgada por los prejuicios de cada cual. El último barómetro del CIS (febrero de 2013) incluye una pregunta dirigida a los encuestados que tienen hijos en edad escolar sobre el tipo de centro (público o privado, con o sin concierto) al que llevan a sus hijos. El avance provisional de resultados proporciona las frecuencias de cada respuesta, así como cruces por variables sociodemográficas, de clase social o de ideología política. El resumen, limitado al primer hijo, figura en el cuadro que acompaña al texto.

Una encuesta no proporciona una imagen exacta de la realidad pero es una aproximación útil. Y el barómetro dice que un 74.3% llevan a su hijo a un colegio público, un 19.4% a un privado concertado y un 5.1% a un privado sin concertar. Pero lógicamente, estas cifras varían mucho según sea la clase social, el nivel de estudios, la ideología o el tamaño del municipio de residencia de los padres.

Si queremos saber quiénes son los que tienen una menor preferencia relativa por la escuela pública (o mayor por la privada), el cuadro ofrece una respuesta contundente: son los empresarios con asalariados, los profesionales por cuenta propia y ajena, y el personal administrativo, comercial y de servicios. Es decir, las clases altas y medias altas, que son, además, quienes tienen un mayor nivel de estudios. Son aquellos que se identifican como derecha, recuerdan su voto a CIU y al PP, y residen mayoritariamente en los grandes centros urbanos.

En el lado opuesto: ¿Quiénes optan mayoritariamente por la escuela pública?  De nuevo, el cuadro es clarificador. La pública es la opción mayoritaria entre parados y obreros, con o sin cualificación, en padres y madres con educación primaria o primera etapa de secundaria y que no contestan el sentido de su voto o votan a la izquierda. Es mayoritaria en el mundo rural y en los núcleos pequeños y medianos.

En resumidas cuentas. El barómetro del CIS ofrece una radiografía de la composición social de quienes optan por la pública y de quienes están en la privada.  O incluso mejor, nos dice el tipo de estudiantes que elijen los empresarios de la privada concertada ya que dicha distribución no puede ser fruto del azar ni del lugar de residencia.

De modo que la subvención a la escuela privada no es otra cosa que la utilización de fondos públicos (que recordemos se obtienen esencialmente de nóminas e impuestos indirectos) para satisfacer las necesidades de las élites sociales. Y cuando legislan y publican normas favorables a la concertada y en detrimento de la pública, nos están diciendo que les importa una higa el medio rural, los comerciantes y los pequeños empresarios, los obreros ya sean cualificados o sin cualificar y los padres de bajo nivel educativo que se esfuerzan para que sus hijos tengan la formación que ellos no pudieron tener.  Amparados en una mayoría electoral gobiernan para una minoría y en detrimento de la mayoría de la población. Gobiernan ellos y para ellos.

Para ver gráfico de las contestaciones a la pregunta: "¿En qué tipo de centro estudia su primer hijo?" entrar en este enlace.

Pedro García (MHUEL) | Para AraInfo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies