Mundo

Los accionistas de Aena se repartirán 1.000 millones de euros, pese a la precaria situación de los y las trabajadoras

Los trabajadores asisten a contratos de un día, pérdida del derecho a las vacaciones o a cualquier posibilidad de organizar su vida personal o familiar, sin derecho a la promoción. CGT reclama al gobierno que rectifique la política de dividendos de Aena y que cese en la distribución de la precariedad en los aeropuertos.
| 7 abril, 2018 07.04
Los accionistas de Aena se repartirán 1.000 millones de euros, pese a la precaria situación de los y las trabajadoras
Foto: CGT Aena

El 10 de abril se celebra la III Junta General de Accionistas de Aena y en ella el Consejo de Administración de Aena SME, S.A. propone a la Junta General Ordinaria de Accionistas la distribución de un dividendo de 6,5 euros brutos por acción con cargo al resultado del ejercicio 2017.

Este dividendo, que supone distribuir el 80% del beneficio neto, representa un incremento del 69,7% respecto al ejercicio anterior.

Según señala la CGT, “hay que recordar que el capital privado que entró en Aena, en su inmensa mayoría fondos buitres extranjeros y los bancos de negocio que provocaron la crisis, no aportaron ni capital ni gestión a la empresa, por lo tanto, ese capital nunca se utilizó para inversiones de futuro en infraestructuras de la red aeroportuaria; simplemente fue a parar a Enaire, dándosele un destino que nunca ha salido a la opinión pública”.

El sindicato se pregunta “qué cambios en la gestión han merecido este escandaloso aumento en el porcentaje de la retribución accionarial”.​ Añade que “con un reparto por dividendo como el presente, en 4 años habríamos recaudado prácticamente el importe que obtuvo Enaire por la privatización del 49% de Aena”.

​El ejercicio 2017 giró alrededor de tres grandes ejes. En primer lugar, el intento de privatización total de Aena, disolviendo la participación de Enaire en la fallida operación de fusión con Abertis. En segundo lugar, la puesta a disposición del Consejo y el presidente de una capacidad de endeudamiento a través de la emisión de bonos de hasta 5.000 millones de euros para ser palanca financiera de esa fusión. En tercer lugar, la puesta en marcha de DORA (Documento de Regulación Aeroportuaria) y que, para la CGT, tras su primer año, va a suponer “el cierre del primer aeropuerto público de interés general de la red, el de Murcia San Javier​, a pesar de su rentabilidad y de las inversiones previstas en el propio DORA, para abrir un aeropuerto privado que nadie sabe cómo funcionará, y que no estará sujeto a esas garantías que ofrecía el DORA en inversiones, sostenibilidad y continuidad del servicio”.

La CGT se pregunta “por qué el Gobierno, mayoritario a través de Enaire en el Consejo de Administración, no sólo permite sino que propone este obsceno y escandaloso 80% de retribución de los accionistas”. En su mayoría las acciones pertenecen a grupos tales como HSBC Holdings PLC, el Grupo TCI Investment o Deutsche Bank.

“La privatización de Aena tiene un coste muy negativo para todos los ciudadanos, tiene millones de caras, y es un ejemplo arquetípico de la trasferencia de renta de los trabajadores a rentas del capital​, en este caso transnacional”, afirma la CGT.

También el informe del Defensor del Pueblo se expresa en términos similares a los del sindicato: “La privatización de Aena ha traído como consecuencia ciertos cambios en la gestión de los aeropuertos españoles, pues la empresa pública ha adoptado decisiones orientadas a aumentar sus ingresos en la gestión del espacio aeroportuario; algunas de esas decisiones han provocado el malestar de los ciudadanos, que se han quejado al Defensor del Pueblo”.

Inicialmente, Aena negó la legitimidad del Defensor del Pueblo para investigar las quejas de la ciudadanía. Sin embargo, la entidad le contestó que al tener Aena capital mayoritariamente público, está sujeta a su supervisión.

El Defensor del Pueblo, destacaba en su informe que, por primera vez, “los accionistas tendrán una retribución un 15% superior a lo que suponen todos los gastos de personal”.

Mientras tanto, según afirma la CGT, “tras 10 años de congelación salarial, Aena aprobó una subida del 1% de promedio de los salarios, siguiendo congelada parte de la masa salarial como son las inexistentes aportaciones al plan de pensiones”. “Aun así, esto no es lo más preocupante; lo es la constante precarización de nuestras condiciones de trabajo, la externalización de nuestros contenidos ocupacionales a empresas con otras condiciones laborales hasta el punto de no tener ya el control interno de contenidos clave para la operatividad, la carencia de reposición de unas plantillas cada vez más magras, y la situación de absoluta precariedad e inestabilidad de nuestros compañeros y compañeras temporales​, algunos de los cuales llevan más de diez años trabajando con nosotros sin tener un cauce para normalizar su situación como trabajadores de Aena que son”, añade la organización.

Se refiere, al establecimiento de prácticas como los contratos de un día, la pérdida del derecho a las vacaciones o la imposibilidad del derecho a la promoción.

“Aena está empeñada en no incluir en los contratos cláusulas de calidad y garantía de empleo, sino más bien al contrario, provoca bajas temerarias que sólo traen más precariedad laboral”, dice el sindicato anarquista. Cabe recordar que el pasado 30 de marzo en el Aeropuerto de Barajas se produjo un accidente que acabó con la vida de un trabajador de Multiservicios Aeroportuarios S.A.

“El 10 de abril el Gobierno va a aprobar en la Junta General de Accionistas de Aena una subida del 70% del dividendo hasta llegar a un escandaloso 80% del beneficio neto para el accionariado”. En estos términos, se ha dirigido CGT, a los diferentes grupos parlamentarios del Congreso de los Diputados, con la esperanza de impedir el reparto de beneficios de Aena. Del mismo modo, el sindicato prepara movilizaciones en la T4 de Madrid desde las 11.30 hasta las 13.30 horas para denunciar la situación laboral que viven.

Afirma la organización sindical que el Gobierno se comprometió a que no se produjera un dividendo de los beneficios como el que se puede dar el 10 de abril. “Este compromiso no solo se adquirió con los nuevos accionistas, también se hizo con la ciudadanía, ¿porque lo rompen ahora?”, se pregunta el sindicato.

Foto: CGT Aena

Foto: CGT Aena

7 abril, 2018

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR