"Lluitem i guanyem la independència": el soberanismo catalán comienza una nueva etapa tras otra masiva Diada

400.000 personas se han manifestado este sábado en Barcelona en otra masiva Diada, condicionada por la pandemia. Una manifestación unitaria en la que han confluido estrategias diferentes de cara a la próxima Mesa de diálogo con el Estado español. "La dignidad de este pueblo es insobornable. ¿Cómo quieren que perdamos si siempre estáis?", ha dicho Jordi Cuixart (Òmnium). La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, ha lanzado un mensaje al Govern: "Le exigimos hacer aquello por lo que les votamos: ¡La independencia!". Mientras, Pere Aragonès ha pedido "unidad". Además, tras la marcha unitaria, 15.000 personas se han movilizado con la Esquerra Independentista bajo el lema "La lluita és l'únic camí".

Cabecera de la manifestación de la Diada en Barcelona. Foto: ANC

Barcelona ha sido escenario este sábado de una de las movilizaciones más grandes que se han hecho en Europa en tiempos de pandemia. El motivo, la celebración de la Diada Nacional de Catalunya. La manifestación, convocada por la Assemblea Nacional Catalana (ANC), comenzaba a las 17.14 -hora simbólica que evoca el año 1714– desde la plaza Urquinaona hacia la estación de França, por una Via Laietana prácticamente llena. Según los datos de los convocantes, han participado 400.000 personas. La Guardia Urbana ha rebajado la cifra a 108.000.

La manifestación, la primera desde que las presas y presos independentistas están fuera de la cárcel, ha estado encabezada por la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, y otras representantes de entidades, sindicatos y plataformas de diferentes puntos de los Països Catalans. Tanto el president del Govern, Pere Aragonès, como miembros de su gabinete han participado a título individual.

Precisamente, durante la movilización se han visto carteles en los que se reclamaba al Govern de Catalunya cumplir "vuestro compromiso: culminar la independencia", un mensaje que también ha lanzado la ANC en el acto de cierre. En la marcha se han escuchado lemas como "1 d'octubre, ni oblit ni perdó", "Els carrers seran sempre nostres" y a favor de la independencia, y ha estado muy presente "la lucha de los 3.500 represaliados y represaliadas, exiliados y exiliadas".

Durante el recorrido se han desplegado, además de numerosas esteladas, banderas galegas, de Castilla, Euskal Herria, Canarias, Palestina, Kurdistán y Sáhara, entre otras naciones sin estado. Desde Aragón, el partido de la izquierda soberanista, Puyalón de Cuchas, ha mandado un mensaje en catalán a través de las redes sociales: "Una abraçada molt forta al Poble Català en aquesta Diada. Visca el poble obrer i visca la terra! Aragón y Catalunya pueblos chirmanos!".

"La dignidad de este pueblo es insobornable"

Pasadas las 18.30 horas comenzaban en el escenario instalado para la ocasión en la estación de França el acto político con los discursos de los presidentes de las tres entidades independentistas: Jordi Gaseni (Associació de Municipis per la Independència -AMI-), Jordi Cuixart (Òmnium Cultural) y Elisenda Paluzie (ANC). "Ya no hay marcha atrás. Sólo podemos salir a ganar. El Estado español quisiera tenernos dormidos, que nos olvidáramos de estos años de lucha. Qué equivocados están. No, eso no se olvida. Ni se puede perdonar", ha comenzado Gaseni.

"La dignidad de este pueblo es insobornable. Hoy lo ha vuelto a hacer posible. Una vez más nos habían dicho que las calles estarían vacías, que no vendríais. ¿Cómo quieren que perdamos si siempre estáis? ¡Esto es orgullo!", ha manifestado Jordi Cuixart que ha sido fuertemente ovacionado por las decenas de miles de personas que escuchaban el acto. El president de Òmnium ha continuado afirmando: "Queríamos llegar a la independencia por la vía de la democracia. Nos hemos dado cuenta de que si queremos vivir en democracia necesitamos la independencia". Así, ha recalcado que "no hay proyecto posible en el marco del Estado español", por eso "debemos comprometernos a seguir presionando a nuestros políticos para que estén a la altura del momento y se trace una estrategia compartida. Nosotros estaremos, como siempre".

La última en intervenir ha sido Elisenda Paluzie. "Cada generación de catalanes y catalanas ha tenido sus represaliados. En nuestra causa, sólo la independència és llibertat. El derecho de autodeterminación y la independencia nos los tenemos que ganar con los hechos", ha dicho. La presidenta la ANC ha remarcado que "el derecho de autodeterminación no se pide ni se mendiga con en el Estado opresor: ¡Se ejerce!". Ha continuado manifestando que "la independencia la ganaremos con la lucha constante y persistente de la gente. Pero sólo con la gente no es suficiente". Así, ha lanzado un mensaje al Govern de Pere Aragonès: "Le exigimos hechos. Deben hacer aquello por lo que les votamos: ¡La independencia!". 'Els Segadors' ha puesto el punto final a la convocatoria.

"La lluita és l'únic camí"

Tras la movilización unitaria, ha arrancado, desde la plaza Urquinaona de Barcelona la marcha de la Esquerra Independentista que, al igual que en años anteriores, ha reunido a 15.000 personas bajo el lema "La lluita és l'únic camí", según ha informado La Directa que ha realizado una cobertura en directo de todos los actos de este Onze de Setembre en Catalunya.

Por la mañana, en la calle Ferran de Barcelona se celebra el homenaje a Gustau Muñoz, un joven independentista asesinado por disparos de la policía española el 11 de septiembre de 1978. Tras concluir este acto, la organización juvenil de la izquierda independentista catalana, Arran, ha llevado a cabo una manifestación por las calles del Born de Barcelona bajo el lema "Independència o submissió". Asimismo, la Coordinadora Antirepressiva ha celebrado una movilización espontánea que ha recorrido las calles del centro de Barcelona reclamando la amnistía de las 3.500 personas represaliadas en Catalunya, entre exiliadas, presas y encausadas.

Aragonés: "Catalunya está a las puertas de hacer una cosa que no había conseguido nunca antes: abrir una negociación con el Estado"

La Diada comenzaba con la tradicional ofrenda floral institucional ante el monumento a Rafael Casanova. Desde allí, Pere Aragonès ha pedido unidad antes la Mesa de diálogo con el Gobierno español y se ha comprometido con la defensa del referéndum, que ve "irrenunciable". Asimismo, ha valorado la mayoría independentista del Parlament: "Y una mayoría todavía más amplia a favor del final de la represión y de un referéndum".

"Catalunya está a las puertas de hacer una cosa que no había conseguido nunca antes: abrir una negociación con el Estado, de gobierno a gobierno, para abordar cómo resolvemos el conflicto", ha celebrado, y ha recordado que ambas partes asumen que el resultado de la negociación contará con el aval de la ciudadanía a través de una votación, por lo que ha pedido al conjunto del movimiento independentista que le dé "fuerza" para la negociación con Madrid.

La Diada de este 2021 ha sido una nueva demostración de fuerza del independentismo pero con la vista puesta en esa Mesa de diálogo prevista para la semana que viene. Una mesa en la que se reflejan las diferencias, "entre la corriente más posibilista (representada por ERC y Òmnium Cultural) y la partidaria de recuperar la vía unilateral que supuso el 1-O (JxCat y, en menor medida, la CUP, la ANC y otras organizaciones sociales)", tal y como explica el periodista Àlex Romaguera en un artículo en Naiz.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies