Dignificar la locura: llega al Estado español el Día del Orgullo Loco

Más de 20 asociaciones de diversos territorios se han unido para iniciar esta celebración con el objetivo de modificar la percepción que tiene la sociedad del sufrimiento psíquico, acabar con el estigma, los prejuicios y la discriminación, poner en valor la propia identidad y dignificar la locura

Marcha en celebración del Mad Pride –Orgullo Loco– en Liverpool.

Un grupo de personas de diversas asociaciones de salud mental, grupos de apoyo mutuo y el activismo en general, han decidido ponerse manos a la obra para celebrar, por primera vez en el Estado español, el Día del Orgullo Loco o Mad Pride. Será el domingo 20 de mayo y se celebrará en distintas ciudades, bajo el lema común compartido "El Orgullo Lo Cura".

Se trata de reivindicar la locura advierten desde la organización. "Reapropiarnos de una palabra usada de modo despectivo y dañino contra nuestro colectivo, para darle un sentido nuevo, libre de connotaciones negativas. De hacer del insulto bandera. De combatir el estigma con su propia medicina. Con ello nos sumamos a una reivindicación que ya es tradición en países como Canadá, donde tuvo lugar por primera vez en Toronto en 1993, Estados Unidos o el Reino Unido".

Otros países como Sudáfrica, Francia, Brasil, Bélgica, Alemania, Ghana, Australia, Italia y Chile celebran también su Día del Orgullo Loco. En el Estado español, hasta el momento, sólo Asturies se había sumado a la iniciativa.

Las personas "locas" – que suponen el 9% de la población española– son clasificadas por la psiquiatría con diagnósticos de trastornos a los que atribuyen un origen químico o genético, y los desligan del entorno social y psicológico, estableciendo un criterio exclusivamente biologicista que cronifica y limita en gran medida la capacidad de recuperación.

Pero el entorno es fundamental, porque en nuestra sociedad la locura es percibida como algo molesto, que inquieta y atemoriza, y a menudo se les identifica con personas extrañas, irracionales y hasta peligrosas, y ello a pesar de que la OMS ha desmentido hasta la saciedad que exista una relación directa entre trastorno mental y violencia.

"Mediante la reapropiación de la injuria, las personas con diversidad mental y las ‘supervivientes de la psiquiatría’ hemos decidido dejar a un lado la vergüenza y salir del armario de una vez por todas, para trabajar por nuestro propio empoderamiento y para defender con orgullo nuestra condición y nuestras vidas" aseguran desde la organización del Día del Orgullo Loco.

Desde el activismo mental, en el que confluyen personas diagnosticadas "en primera persona" y sus "aliadas", reivindican el derecho a consensuar sus propios tratamientos además de recordar a las personas que han sufrido abusos y torturas en los centros psiquiátricos –como el aislamiento o la contención mecánica– y "de manera muy especial a las dos personas cuya muerte estando atadas con correas a la cama, en Coruña y Oviedo respectivamente, saltaron a los medios en 2017, junto a aquellas que también murieron atadas y de las que nunca tuvimos noticias por la opacidad con que se trata la contención".

Con esta movilización pretenden modificar la percepción que tiene la sociedad del sufrimiento psíquico; acabar con el estigma, los prejuicios y la discriminación; poner en valor la propia identidad, y dignificar la locura como paso previo para reivindicar un cambio en la forma en que se afronta la salud mental en el Estado español.

Para ello el próximo 20 de mayo en diferentes ciudades, entre las que se encuentra Zaragoza, se van a llevar a cabo marchas, concentraciones o fiestas en espacios cerrados donde no van a faltar las performances o el teatro callejero, los disfraces y la música. "Se trata de concienciar, de reeducar a la sociedad. De poner el uso de la fuerza y otros abusos psiquiátricos en la conversación de la gente, porque ya ha llegado la hora de crear una conciencia colectiva a favor de que en psiquiatría se respeten los derechos humanos y se nos trate con dignidad".

La jornada será aprovechada para entregar a la Ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, las firmas que están recogiendo para pedir el respeto a los derechos humanos en psiquiatría.

Por el momento ya están trabajando juntas distintas organizaciones en primera persona de diferentes territorios: Aragón (Stop Estigma), Andalucía (Federación Andaluza En Primera Persona), Asturies (Hierbabuena), Catalunya (Federación VEUS y Activament), Canarias (Espiral), Castilla-La Mancha (Oye Qué Radio), Castilla y León (Caleidoscopio), País Valencià (GamValencia, Imaginave, Franzkenstäin), Galiza (GamCoruña, Radio Prometea), Madrid (Flipas, Alonso Quijano, ENUSP), Murcia (Barlovento) y Nafarroa (Mejorana).

Además, cuentan con el apoyo de la organización Otra Esquizofrenia es Posible y otras organizaciones de carácter mixto, en las que participan también familiares y profesionales, como Afes, Amics de la Salud Mental, Ápices, Ecos, Fundación Mundo Bipolar, Col.lectiu Obertament, La Nostra Veu, Radio Himalia, Radio Nikosia o UMASAM, que respaldan asimismo la iniciativa.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies