Las quejas por la atención a los Servicios Sociales municipales se incrementan casi un 60%

Según datos de la Oficina de Atención a la Ciudadanía y Buenas Prácticas en Servicios Sociales el mayor incremento se da en el acceso a estos servicios, que incrementa en un 68% sus quejas desde la puesta en marcha de la línea 900

Foto: Petr Macháček (Unsplash)

Las quejas por la atención recibida en los servicios sociales municipales se ha incrementado en un 57% alcanzando las 558 quejas, según los datos de la memoria anual de la Oficina de Atención a la Ciudadanía y Buenas Prácticas en Servicios Sociales.

De estas, el número de quejas relacionadas con el acceso a los Centros Municipales de Servicios Sociales (demoras en las citas de atención, la imposibilidad de comunicarse con los equipos profesionales, la falta de información adecuada) suponen cerca de la tercera parte y han sufrido un incremento exponencial del 68% durante el último año.

El impacto que la falta de personal en el área y la implantación de la línea 900 está suponiendo en la calidad de los servicios sociales es "muy notable y preocupante, ya que suponen limitar el derecho de acceso de la ciudadanía con más dificultades", ha señalado la concejala de Zaragoza en Común, Luisa Broto.

Esta formación ha mostrado su preocupación en numerosas ocasiones por la no cobertura de bajas y vacantes en el servicio, existiendo en la actualidad 15 plazas sin cubrir, muchas de ellas en los servicios de primera atención encargados de las citas y la primera información a la ciudadanía.

Esta situación también fue destacada por varias entidades sociales en el reciente Consejo Sectorial de Acción Social.

La falta de personal se ha agravado debido a que los procesos selectivos que se están llevando a cabo están dejando más de la mitad de las plazas desiertas, entre quejas de profesionales y colegios profesionales.

Precisamente, el pasado miércoles más de 50 profesionales afectados por estos procesos de estabilización para abordar su situación y estudiar movilizaciones.

Btoto ha pedido que se escuche a los y las profesionales y se actúe en consecuencia. Ha recordado que la línea 900 de atención a los servicios sociales se puso en marcha entre las críticas de los propios profesionales del Área, Colegios Profesionales, entidades sociales y sindicatos al suponer una barrera de acceso a los servicios sociales para la ciudadanía que no pueden contactar directamente con los servicios sociales, ni con sus profesionales de referencia.

Además se considera que esta línea es contraria a lo que establece la legislación vigente en servicios sociales que establece que los Servicios de Información, Orientación y Valoración deben ser de prestación pública directa y que por lo tanto no pueden subcontratarse como se ha hecho con esta línea.

"Por mucho que el consejero Ángel Lorén se empeñe en mensajes grandilocuentes, el día a día los servicios sociales de nuestra ciudad nos muestra una realidad bien diferente: profesionales agotados, falta de orientación estratégica, con cada vez más limitaciones y barreras para realizar su trabajo", ha concluido.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies